Fiscalía se disculpa con exrehén

Bogotá/EFE – La Fiscalía de Colombia pidió ayer disculpas al exdiputado Sigifredo López, quien estuvo secuestrado siete años por las FARC y, tras ser liberado, fue detenido bajo la acusación de haber participado en su propio secuestro y en el de sus compañeros, muertos en cautiverio.

La Fiscalía “le ofrece disculpas a Sigifredo López por sus actuaciones y por la privación de la libertad de que fue objeto durante varias semanas como consecuencia de la medida de aseguramiento”, anunció el fiscal general, Eduardo Montealegre, desde la ciudad de Cartagena de Indias.

El fiscal también anunció “la preclusión del proceso”, es decir, el cierre del caso, así como la celebración de un acto público para ofrecer disculpas al exdiputado de la Asamblea departamental del Valle del Cauca, cuya capital es Cali.

“El diputado no tuvo nada que ver en el secuestro y la muerte de los diputados”, confirmó Montealegre.

López fue detenido el pasado 16 de mayo bajo los cargos de rebelión, perfidia, toma de rehenes y homicidio por su supuesta responsabilidad en el secuestro en 2002 de once diputados de la Asamblea del Valle del Cauca, que murieron a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

López fue secuestrado junto a sus compañeros, pero fue el único del grupo de diputados que no fue asesinado durante el cautiverio.

El exdiputado fue liberado por las FARC en 2009 y entonces relató que había sobrevivido a la matanza porque en ese momento los guerrilleros le habían trasladado a otro lugar y estaba separado de sus compañeros.

Pero tres años después fue detenido por orden de la Fiscalía, que lo retuvo hasta el pasado 14 de agosto, cuando se estableció que los testigos que le acusaban había mentido, según anunció Montealegre ese día, al reconocer que el ente investigador se había equivocado.

Los testigos que declararon contra López son María Eugenia Mina, alias “Johana”, una guerrillera quien dijo haber sido “carcelera” de los diputados; y Edver Fajardo, alias “Camilo” y preso desde 2010, quien dijo que el exdiputado “planeó el secuestro”.