Hallan culpable a empresario Fariña

Fiscalía acusó a 22 personas de tres delitos entre ellos tráfico de drogas
Hallan culpable a empresario Fariña
Henry Fariñas reza durante el último día del juicio en su contra por varios delitos relacionados con el narcotráfico.
Foto: ap

MANAGUA – El empresario Henry Fariña, involucrado en un ataque en Guatemala en el que perdió la vida el cantautor argentino Facundo Cabral, y otras 21 personas fueron declarados culpables de lavado de dinero, delincuencia organizada y tráfico de drogas.

La jueza Adela Cardoza dio su fallo de culpabilidad el miércoles por la noche a 22 de las 24 personas acusadas. Sus sentencias están pendientes.

El proceso inició el 22 de agosto y contó con las declaraciones de más de 70 testigos. Cabral no estaba implicado en las actividades ilícitas.

Fariña ha dicho que él era el verdadero blanco del ataque del 9 de julio de 2011 en Guatemala en el que murió el cantante folclórico. Fariña sobrevivió a una herida de bala que recibió en el ataque, perpetrado por sicarios supuestamente pagados por su socio costarricense Alejandro Jiménez, alias ‘Palidejo’.

‘Palidejo’ se encuentra preso en Guatemala y es procesado por el asesinato del trovador argentino.

Fariña llegó al complejo judicial vistiendo camisa blanca impecable y se sentó en la sala en la primera fila junto a su hermana Karla. El empresario se persignó y permaneció impasible mirando hacia abajo, hasta que la jueza Cardoza le dio la palabra antes de emitir su fallo.

“La policía me ha satanizado, me investigaron en Guatemala porque fui víctima del atentado”, dijo micrófono en mano.

Fariña negó los cargos en su contra y sostuvo que “a los que me hicieron el atentado que se haga la voluntad, los perdono, y a los que me hicieron esto también, aquí no ha quedado plenamente demostrado (nada)”.

Entre los condenados están dos hermanos de Fariña y Julio Osuna, vinculado a la red criminal que facilitaba documentos de identidad falsos.

Según la acusación de la fiscalía, Fariña y ‘Palidejo’ pertenecían a una red que traficaba drogas en Centroamérica para el grupo colombiano Los Fresas, que tendría como destino final a la banda mexicana Los Charros, ligada al cártel de la Familia Michoacana.

Los fiscales dijeron que varios narcotraficantes creían que Fariña los había traicionado y trataron de matarlo mientras él acompañaba a Cabral después de un concierto en Guatemala que Fariña organizó. Dijeron que la banda lavó cerca de $10 millones.

Después del veredicto, Fariñas reiteró su inocencia. “Soy un cadáver civil y si alguna vez quedo libre nadie se va a querer acercar a mí. Estaba en cama por el atentado en las fechas cuando dicen los que me acusan que estaba dando órdenes para lavar dinero y todo lo demás. Le juro por Dios y mis hijos señora juez, que es lo que más quiero, que esa acusación es falsa”, aseguró.