NFL fuma la pipa de la paz

Liga y árbitros alcanzan un acuerdo tentativo por ocho años para terminar el paro

NUEVA YORK – Los árbitros regulares de la NFL vuelven a trabajar. Después de dos días de negociaciones maratónicas -y una frustración creciente en la liga-, la NFL y el sindicato de los árbitros anunciaron en la madrugada de ayer que se había convenido un acuerdo tentativo por ocho años para poner fin a un paro laboral que comenzó en junio.

El acuerdo se concretó poco después de la caótica victoria agónica de Seattle el lunes por la noche en que los árbitros sustitutos se vieron en dificultades. El comisionado Roger Goodell, que participó en las negociaciones el martes y miércoles, informó que los árbitros regulares oficiarían anoche el juego entre los Browns y los Ravens en Baltimore.

“Estamos contentos de volver al campo de juego para los partidos de esta semana”, dijo el presidente de la asociación de árbitros de la NFL, Scott Green.

Y muchos de los jugadores manifestaron también su satisfacción. “Nunca pensé que estaría entusiasmado de que los árbitros volvieran a trabajar, pero ya era hora”, dijo en Twitter Josh Cribbs, de Cleveland.

Para Chris Kluwe, de Minnesota, “fue un experimento noble, pero creo que en definitiva fallido, por lo que se ha visto. Es positivo que no tengamos que preocuparnos más cuando estemos en el campo de juego. Es positivo que no haya más distracciones”.

En cuanto se anunció la noticia, C.J. Spiller, de Buffalo, tuiteó: “Bienvenidos de vuelta, refs”.

El acuerdo tentativo debe ser ratificado por el 51% de los 121 miembros del sindicato. Se proponían votar hoy y mañana en Dallas.

El acuerdo tentativo aumenta los salarios de un promedio de 149,000 dólares anuales en el 2011 a 173,000 en 2013 y 205,000 para el 2019.

Según el acuerdo propuesto, el plan de pensiones seguirá en vigencia hasta la temporada 2016 o hasta que el beneficiario cumpla 20 años de servicio. A partir de entonces quedará congelado.