Suspendido por racista

LONDRES/AP – El capitán de Chelsea, John Terry, fue suspendido ayer por cuatro partidos por insultar con palabras racistas a un oponente durante un partido pro la liga Premier el año pasado.

Terry también recibió una multa de 220,000 libras (356,000 dólares) por insultar al zaguero de Queens Park Rangers, Anton Ferdinand, durante un encuentro en octubre de 2011.

Ambas sanciones, anunciadas después de cuatro días de audiencias en al Asociación Inglesa de Fútbol, quedan suspendidas mientras se dilucida un posible proceso de apelación.

La FA halló culpable a Terry a pesar que un tribunal lo absolvió de la misma acusación en julio.

El organismo rector del fútbol inglés indicó que Terry utilizó “palabras y/o conducta abusiva y/o insultante… que incluyó una referencia al color y/o la raza”. El ex capitán de la selección inglesa contempla apelar.

“El señor Terry está desilusionado porque la comisión disciplinaria de la FA llegó a un veredicto distinto a la clara absolución del tribunal”, indicó en un comunicado el grupo que se encarga de las relaciones públicas de Terry.