Excluyen visas de tránsito en México

Felipe Calderón
Felipe Calderón
Foto: AP

MÉXICO, D.F. – El presidente Felipe Calderón publicó ayer en el Diario Oficial el reglamento de la Ley de Migración aprobada desde abril de 2011. El documento consolida a la política mexicana como restrictiva y persecutoria para extranjeros sin documentos, pero ofrece reglas más claras en derechos humanos.

“Es un claro-oscuro que satisface algunos reclamos, pero en algunos temas no hay avances”, dijo Fabbien Venet, directora del Centro Nacional de Estudios y Divulgación Sobre Migración (Indedim).

Dejó a un lado, por ejemplo, las visas de tránsito, contempladas en el espíritu legislativo como una opción para evitar los abusos en contra de inmigrantes centroamericanos que cruzan México con el objetivo de llegar a Estados Unidos y están expuestos a robos, extorsiones, secuestros y asesinatos.

El Reglamento de Migración especifica que los extranjeros que ingresen al país deberán demostrar “solvencia económica” y su ingreso legal está condicionado a los lugares destinados oficialmente para tránsito internacional lo cual empuja a centroamericanos “sin papeles” a ingresar a México por ríos, pantanos y descampados clandestinos.

Para hacer frente a estas situaciones, el Reglamento faculta al Instituto Nacional de Migración (INM) para inspeccionar “los medios de transporte” con el fin de “confirmar la información” de quienes viajan en ellos. El INM también puede llamar a la Policía Federal cuando lo considere necesario.

“Lo que no se dice en el artículo es en qué casos ni qué tipo de participación tendrá la policía y así podrían volver los abusos”, dijo Venet quien es parte de un grupo de activistas que en este momento analizan los pros y los contras del nuevo reglamento”.

Hay otros capítulos que “preocupan” a organizaciones defensoras de derechos humanos. Entre ellos, la falta del servicio profesional de carrera migratoria para funcionarios y que las evaluaciones de éstos sean catalogadas como “reservadas” ante la Ley de Transparencia.