Los indios malos

Los antiguos films de vaqueros – propaganda americana para un público inculto- , sólo nos contaban la última mitad de la película, empezando cuando indios “salvajes”, “no mansos” (¡!) atacaban el fortín de los valientes y civilizados blancos. “Olvidaban” contar que esos blancos primero habían invadido las tierras de los indios, cercenado sus derechos y reducido a la miseria, hasta que los nativos se cansaron de hacer el indio.

Ahora también nos quieren contar que los malos indígenas españoles, vagos y violentos, se han atrevido a asaltar (aunque sea sólo con palabras y algún empujón) el fortín de los padres de la patria, sin señalar que primero estos padres desnaturalizados, con una tramposa mayoría “absoluta”, inferior a un tercio del censo electoral, les han ido recortando brutalmente derechos y subsistencias, mientras que ellos se siguen dando la gran vida. Así es la vida… que cada día es más necesario cambiar, antes que lleguemos a un estallido catastrófico, como en otras ocasiones.