Cavani quiere estar en la élite goleadora

Cavani quiere estar en la élite goleadora
Los goles del artillero charrúa Edinson Cavani tienen soñando de nuevo a los aficionados del Napoli con un título de la liga italiana.
Foto: ap

Roma/EFE – El uruguayo del Nápoles Edinson Cavani aseguró que entrena duro para llegar a los niveles del argentino Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en una entrevista publicada ayer en el diario Gazzetta dello Sport.

“Yo me entreno todos los días con la misma intensidad para llegar a su nivel. Son dos grandes campeones. Pero lo que espero es llegar a lo más alto con el Nápoles porque mi único objetivo es ganar siempre”, afirmó el delantero.

Cavani es el jugador más en forma del campeonato italiano; con seis tantos se ha convertido en el máximo goleador liguero y su equipo lidera la clasificación junto con el Juventus.

Napoli, junto al conjunto turinés, encabezan la tabla de posiciones con 16 puntos.

“No sé si al final del campeonato seguiré siendo el máximo goleador. Si es así seré feliz; si no, yo sé que habré dado todo. Yo trabajo para ganar independientemente de la importancia del trofeo”, agregó.

En el Nápoles, a Cavani le ha caído la difícil herencia de Diego Armando Maradona, con el que ganaron el ‘scudetto’, pero que no parece pesar sobre el jugador uruguayo.

“Los aficionados ven en mi el jugador que les puede llevar de nuevo a la victoria como pasó con Maradona. Las nuevas generaciones no han vivido la era de Diego y Careca y es muy bello que yo pueda darles estas emociones”, dijo.

A pesar de que este verano se habló de la salida del Nápoles, Cavani reiteró su amor por el ‘calcio’ y su deseo de continuar los próximos años en el equipo italiano.

“Yo de pequeño soñaba con el fútbol italiano, seguía a Batistuta y mi objetivo era jugar en la Serie A. Para mi es la mejor”, aseguró el delantero.

“Hay quien ha decidido ir a jugar a otros países atraído por los millones, pero yo no”, agregó.

Respecto a las noticias que circularon este verano sobre su marcha, el delantero explicó que en los días anteriores a la firma de la renovación de su contrato fue atracada en Nápoles su mujer mientras él se encontraba en Pekín con la selección uruguaya y esto les “trastornó”, pero nunca pensó en dejar el club.

Asimismo, agregó que ningún equipo hizo una oferta que el Nápoles considerase irrenunciable.

Cavani renovó con el Nápoles hasta 2017 y por cerca 5.8 millones de dólares por temporada y el club lo blindó con una cláusula de rescisión de 77 millones de dólares.

“Saber que valgo tanto no me toca. Son cosas que lleva la sociedad y mis agentes”, dijo.

“Yo me entrenaría y jugaría con las mismas motivaciones solo si valiese el 10 por ciento de esa cifra”, agregó en la entrevista ‘El Matador’.