Denuncian boicot contra las elecciones

Gobierno dice que grupos de personas quieren alterar la tranquilidad en Venezuela
Denuncian boicot contra las elecciones
Una mujer camina frente a una pared con publicidad electoral del candidato Henrique Capriles Radonski en el centro de Caracas (Venezuela).
Foto: David Fernández / EFE

Caracas/EFE – El ministro de Defensa de Venezuela, general Henry Rangel, indicó ayer que los organismos castrenses de investigación y seguridad han detectado un plan violento de grupos “minúsculos” contra los comicios presidenciales del próximo domingo.

“Los informes de inteligencia señalan a algunos factores, a algunos grupos muy minúsculos, por supuesto, que andan planificando unas acciones que no están en el marco de la legalidad constitucionalidad”, declaró al canal estatal de televisión VTV.

El ministro y general de Ejército exhortó a esos grupos a “que desistan” de sus planes, advirtió que están identificadas “algunas” personas que los integran y que se actuará en consecuencia.

“Tenemos conocimiento de cuáles son las tareas que han desarrollado al respecto”, dijo sin más precisiones.

Frente a ello, insistió el general, “tenemos el control de la situación” y quienes “intenten subvertir el orden”, en un empeño por “querer cambiar los acontecimientos, serán reducidos por las fuerzas del orden y seguridad, y quizás por el mismo pueblo”.

La violencia, remató, solo interesa “a los locos” y a quienes “no quieren a la patria y que sobre todo están cargados de un odio hacia el presidente (Hugo) Chávez y al pueblo, odio a los que hemos hecho en los últimos años, al desarrollo que ha tenido el país”.

Chávez y Henrique Capriles, abanderado único de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), alianza que aglutina a la mayoría de partidos opositores, lideran la intención de voto de los casi 19 millones de electores que el domingo decidirán el período 2013-2019.

El embajador venezolano ante las Naciones Unidas, Jorge Valero, denunció ante la Asamblea General de la ONU que ese día habrá un intento violento de los opositores más radicales que apoyan a Capriles de no respetar el resultado electoral que previó favorecerá a Chávez.

Los comandos políticos del presidente venezolano, Hugo Chávez, y el líder opositor Henrique Capriles, que lideran las preferencias para los comicios del próximo domingo, reiteraron ayer denuncias de corrupción e insistieron en críticas que van y vienen a dos días de que concluya la campaña.

El Comando Carabobo, de Chávez, y Venezuela, de Capriles, aludieron a sus rivales e incluso trajeron a colación un supuesto colapso psíquico a propósito del anuncio del líder opositor de que un general en servicio activo que no identificó aceptó ocupar el cargo de ministro de Defensa en caso de que gane los comicios.

“Es lo que se llama síndrome del amigo imaginario”, replicó el jefe de campaña de Chávez, el psiquiatra Jorge Rodríguez, quien en una rueda de prensa descartó que exista siquiera un general que esté dispuesto a aceptar el cargo ministerial si se lo ofrece Capriles. Por otra parte, Rodríguez tildó al padre de Capriles, del mismo nombre, de “cuatrero”, al igual que llamó a quienes financian la campaña opositora, tras difundirse una grabación en la que supuestamente éste pide a un empresario dinero en efectivo, una transferencia bancaria o un cheque personal a nombre de su hijo.

Según el jefe de la campaña del gobernante, Capriles “debería decir ‘aunque sea mi papá’” y entregarlo a la justicia.