Candidatos cierran campaña presidencial

Caracas y Barquisimeto escenarios escogidos para cerrar la jornada electoral

Candidatos cierran campaña presidencial
Seguidores del presidente, Hugo Chávez, participan en un acto de su campaña electoral en la ciudad de Caracas, previo a los comicios del próximo domingo.
Foto: MIGUEL GUTIÉRREZ / EFE

CARACAS – Caracas, la capital, y la ciudad occidental de Barquisimeto fueron los escenarios escogidos por el mandatario Hugo Chávez y el opositor Henrique Capriles para cerrar ayer sus respectivas campañas electorales para la elección presidencial del próximo domingo y que por ley deben concluyó ayer a la medianoche.

Chávez, un teniente coronel en retiro de 58 años, cerró su campaña al final de la tarde en la avenida Bolívar, la más grande del centro de la capital, y luego dirigió un discurso final en las cercanías del Palacio de Miraflores o la sede de gobierno; mientras Capriles hizo su manifestación en Barquisimeto.

Por las leyes electorales venezolanas está prohibido desde una semana antes de la votación la publicación de nuevas encuestas.

En Caracas, desde muy temprano se pudo ver el despliegue de la organización del acto de Chávez en el centro de la ciudad, con al menos dos arterias viales claves cerradas por la policía y la guardia nacional para facilitar el paso rumbo a la avenida Bolívar de cientos de personas con camisas rojas, que llevan pintado por ejemplo, el rostro del presidente o algunas de sus consignas.

Decenas de buses llegados de distintas zonas de la provincia intentaban ingresar al centro también transportando a manifestantes que exhibían tricolores amarillo, azul y rojo como la bandera del país.

Poco antes de que comenzara el acto del presidente, el cielo sobre el centro de la ciudad se oscureció por un torrencial aguacero, haciendo que muchos de los simpatizantes de Chávez buscaran resguardo en edificios cercanos.

Pero “no podía faltar (al acto). Para mi el presidente Chávez ha sido como un padre para mis hijos, gracias a él tengo una ayuda para criarlos y ellos tienen su bequita (beca o subvención)”, dijo María Gómez, una madre soltera de 32 años, que acudió a la concentración, acompañada de sus dos hijos de 5 y 8 años, quienes portaban banderas con el tricolor nacional.

Pero Capriles parece haberle presentado, por primera vez desde que el mandatario se alzó con su victoria inicial en diciembre de 1998, un reto porque ningún otro aspirante en el pasado logró acercarse a los potentes márgenes de intención de voto de Chávez.

“Sigamos adelante, el domingo a votar, a ganar”, gritó Capriles ante una multitud en la localidad de San Carlos, en el estado occidental de Cojedes, una primera parada antes de su cierre en Barquisimeto. “Vengo a pedirle su confianza…quiero pedirles una cosita, quiero pedirles que aquí todos voten, que aquí nadie se quede sin votar”, agregó.

En los pasados comicios presidenciales, en el 2006, Chávez logró una segunda relección con 7.3 millones de votos más de tres millones de boletas por encima de su más cercano rival, el candidato opositor Manuel Rosales, con 4,2 millones de boletas, según datos de las autoridades electorales.

Se espera que el mensaje de ambos candidatos en la jornada reitere lo que ha sido el corazón de sus respectivas campañas.

La vigilancia por partte de la Policía es intensa en todaVenezuela.