Entran en vigor nuevas reglas para visitar cárceles en NY

Se tendrá que mostrar identificación con foto para ingresar a ver a los reclusos

NUEVA YORK – Para visitar reclusos en cárceles de Nueva York, las personas tendrán que mostrar una identificación con foto, de acuerdo a las nuevas regulaciones que recientemente entraron en vigor.

El Departamento de Servicios Correccionales de Nueva York (DOCCS) señaló en un comunicado que éste y otros cambios en el Programa de Visitantes “ayudarán a garantizar la seguridad de las instalaciones carcelarias”.

Anteriormente, las regulaciones permitían que un visitante adulto entrara a la prisión usando una identificación con foto, una tarjeta con firma (como una tarjeta de crédito o del Seguro Social), un certificado de nacimiento o de matrimonio. Pero las nuevas regulaciones sólo dan una opción: una identificación con foto vigente.

El comisionado del DOCCS, Brian Fischer, dijo que las visitas son un aspecto muy importante porque permiten que los internos se mantengan en contacto con sus familiares y seres queridos, “y sabemos que pueden ayudarlos a adaptarse al encarcelamiento, a servir productivamente su tiempo, y a prepararse para reintegrarse en la comunidad”. “Esta actualización del programa de visitas mejorará este importante programa y reforzará a la vez la seguridad de nuestras instalaciones”.

Antonio Pedraza, quien de sus 47 años de edad duró 20 en la cárcel de Rikers Island y desde hace dos años visita a los amigos que quedaron en prisión, dijo que las nuevas regulaciones “dificultarán más el programa de visitas”. “Lo que queremos es que den más facilidades para visitar a los encarcelados, no que hagan más rígido el proceso”, dijo Pedraza, quien cumplió una condena por robo y narcotráfico.

“Cuando voy a visitar a mis amigos en la cárcel, me siento humillado porque me bajan los pantalones en busca de contrabando, y me tratan como a un preso. Lo que se necesita es que mejoren el trato a los visitantes, que nos traten como a seres humanos”, señaló.

Alicia López, quien visita a un tío suyo en Rikers Island, condenado a cinco años por fraude, alabó la medida.

“Eso evitaría que gente entre con una identidad falsa, lo que protegería a los internos de sus enemigos y a los visitantes”, dijo López.

Las nuevas regulaciones del Programa de Visitantes aceptará licencias de conducir, identificaciones de no conductores expedidas por el Departamento de Vehículos de Motor, identificaciones de las Fuerzas Armadas o de empleo con foto. Las nuevas reglas entraron en efecto el 1ro. de octubre en 60 instalaciones carcelarias del DOCCS.

Las nuevas regulaciones también afectarán la mala conducta de visitantes y encarcelados, de modo que una persona puede perder el privilegio de visita por una semana hasta que el superintendente tome una decisión sobre la suspensión, que podría ir desde visita limitada hasta suspensión permanente.

Los reclusos también podrían perder sus visitas si muestranmala conducta, como el contrabando o comportamiento sexual indebido, cuando otros visitantes están en el área de visita.

Un recluso hallado culpable de un cargo relacionado con el tráfico de drogas, puede perder el privilegio de visita por un máximo de seis meses por una primera infracción, y hasta un año por una segunda. Los reclusos que son atrapados en dicha infracción son colocados en celdas segregadas, dependiendo de la gravedad, pero bajo las nuevas reglas perderán además el privilegio de visita.

“El uso de drogas es un tema serio, y le estamos enviando el mensaje a presos y visitantes que a veces traen drogas a sus seres queridos, que nos estamos tomando esto muy en serio”, dijo la agencia.