Nueva York arrecia la ofensiva contra depredadores sexuales

El Concejo Municipal lanza plan para imponerles penalidades más fuertes a los depravados

La presidenta del Concejo Municipal Christine Quinn (centro), participa en una sesión donde se dieron consejos y se enseñaron  técnicas de defensa personal a mujeres.
La presidenta del Concejo Municipal Christine Quinn (centro), participa en una sesión donde se dieron consejos y se enseñaron técnicas de defensa personal a mujeres.
Foto: William Alatriste

Nueva York – Un plan para fortalecer las penalidades municipales y estatales contra los depredadores sexuales y, a la vez, darle más apoyo a las víctimas, fue anunciado ayer en la alcaldía por la presidenta del Concejo Municipal.

Durante una conferencia de prensa, Christine C. Quinn enumeró cinco puntos del plan para mantener a los depredadores sexuales fuera de las calles de la ciudad de Nueva York y evitar que se cometa el mismo crimen en repetidas ocasiones.

“Estamos profundamente preocupados por la reciente serie de ataques sexuales en Nueva York”, dijo Quinn. “Estos ataques muestran la necesidad de tomar medidas enérgicas contra los depredadores sexuales y ayudar a aquellos que son víctimas de sus crímenes”.

Una de las propuestas cambiaría las leyes estatales que requieren que los ofensores sexuales de nivel 2 se presenten en persona con agentes de libertad condicional una vez al año para ser fotografiados. Actualmente, sólo los que son ofensores del nivel 3 lo hacen, y los de nivel 2 lo hacen cada tres años.

Entre las propuestas está el maximizar las penas contra los que realicen múltiples actos de lascivia pública y hacer un llamado a los jueces para que apliquen la pena máxima a los acusados de crímenes de sexo.

Además, asegurar los fondos para el programa SART, que es un equipo de respuesta a esta clase de emergencias. “Para que las víctimas reciban mejores servicios”, indicó la edil.

La meta del plan es simple, según la presidente del Concejo Municipal, “no ceder ningún espacio de la ciudad de Nueva York para los depredadores sexuales”.

El anuncio fue hecho después de varios casos de agresiones sexuales en parques durante el último mes.

“Estos crímenes son devastadores para las víctimas”, dijo Susan Xenarios, directora del centro de tratamiento para víctimas de crimen del hospital St. Luke’s-Roosevelt. “Hieren a nuestras familias y dejan serias cicatrices en nuestra comunidad”.