Sancionan a militares por crímenes

BOGOTA/AP – La Procuraduría General anunció que dentro de sus facultades destituyó e inhabilitó por 20 años para ejercer cargos públicos a cinco militares por el asesinato en 2004 de dos indígenas.

Los afectados, que pueden apelar ante el mismo organismo, son los militares en retiro capitán Luis Fernando Báez, los sargentos Wilson Octavo Octavo y Emiro Beltrán Osorio y los soldados profesionales Félix Arrieta Viveros y Edwar Fabián Ramírez Cifuentes.

Según la Procuraduría, el 8 de junio de 2004 los mencionados militares ingresaron a la ranchería “Curichí, en el municipio de Manaure, departamento de La Guajira “y les dispararon por la espalda a dos de los indígenas que se encontraban allí”.

Aunque los uniformados dijeron que los dos indígenas habían muerto en un enfrentamiento, los investigadores del Ministerio Público establecieron “que las declaraciones allegadas al proceso desvirtúan la existencia de un combate”.

De otro lado, un 70 % de la población colombiana considera que “los crímenes cometidos por las guerrillas han sido igual de graves” que los perpetrados por el paramilitarismo, según la encuesta “¿ Qué piensan los colombianos después de siete años de Justicia y Paz?”, presentada por el Centro de Memoria Histórica. El conflicto colombiano tiene más de 50 años.