Cuando el visitante arruina la fiesta

Cuando el visitante arruina la fiesta
El boricua Carlos Beltrán, de los Cardenales (izq.) se desliza a salvo en el plato mientras el receptor de los Nacionales Kurt Suzuki espera en vano el tiro.
Foto: AP

WASHINGTON – Chris Carpenter ratificó su estirpe de as implacable de los Cardenales de San Luis en la postemporada.

En apenas su cuarta salida de 2012, tras someterse a una operación en la que removieron una costilla para curar una dolencia en el costado derecho, el veterano de 37 años lanzó una blanqueda hasta la sexta entrada, el novato Pete Kozma sacudió un jonrón de tres jonrones y los campeones vigentes de la Serie Mundial vencieron ayer 8-0 a los Nacionales de Washington para sacar una ventaja 2-1 en la serie divisional de la Liga Nacional.

Los Cardenales estroperon la fiesta en el Nationals Park, repleto con una cifra récord de 45,017 aficionados para presenciar el primer juego de postemporada en la capital estadounidense en 79 años.

Tres relevistas completaron la blanqueda para los Cardenales, que podrían sentenciar la serie con un triunfo en el cuarto partido hoy.

Cueto queda fuera. Los Rojos de Cincinnati retiraron ayer al dominicano Johnny Cueto de su nómina para la primera ronda de la postemporada, luego de que su as siguió resintiendo un tirón. En lugar de Cueto, Mike Leake se anunció como abridor del cuarto juego de la serie, frente a los Gigantes de San Francisco. La decisión se tomó unas horas antes del encuentro.

Las Grandes Ligas otorgaron su permiso para esta sustitución a las 11:30 de la mañana, menos de cinco horas antes del primer lanzamiento.

Cueto sufrió un tirón en un costado durante el inning inicial del primer juego de la serie, el sábado por la noche. Los Rojos esperaban que su lanzador, quien cosechó 19 triunfos en la campaña, mejorara lo suficiente para lanzar de nuevo, pero la lesión seguía causándole molestias.

Cincinnati se negaba a excluir a Cueto porque ello impedirá también que juegue en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en caso de que los Rojos lleguen a esas instancias. En la serie, Cincinnati está arriba por 2-1 y necesita otra victoria para avanzar.

“Es difícil sacar de tu rotación a un potencial ganador del premio Cy Young”, dijo el gerente general Walt Jocketty.

Agregó que los Rojos presentaron la documentación para hacer el cambio en el plantel poco antes de las 10:00 de la mañana de ayer. Leake, su quinto abridor, fue notificado de que era posible el cambio, de modo que se habría preparado para cumplir con la apertura.

El cuerpo médico de los Rojos determinó que la lesión de Cueto podría molestarlo incluso en la Serie de Campeonato. Ese fue uno de los motivos principales de la decisión de sacarlo del grupo de peloteros activos.

“Fue una decisión muy, muy difícil, pero nuestro equipo médico consideró que, cuando mucho, Johnny podría lanzar un juego de la serie siguiente si llegamos ahí”, dijo Jocketty.

La otra opción de los Rojos era mantener a Cueto en la rotación pero enviar a la lomita a Mat Latos, sólo con tres días de descanso, lo que habría presionado a los abridores. Latos abrirá el quinto juego en caso necesario.

“Es un golpe, pero al mismo tiempo esperamos que Leake reaccione y lance bien”, dijo el manager Dusty Baker.

Cueto se lastimó después de un lanzamiento en el primer inning del triunfo conseguido el sábado por Cincinnati, 5-2 sobre San Francisco. Originalmente, se determinó que la lesión era un calambre en la espalda. Sin embargo, se detectó después el tirón en el costado.

Se trata de una lesión particularmente dolorosa para Cueto, quien le da la espalda al bateador antes de cada lanzamiento, por lo que ejerce mucha tensión en el costado.