Una victoria difícil de olvidar

Una victoria difícil de olvidar
Dos jonrones solitarios oparacaron la gran labor de Hiroki Kuroda.
Foto: ap

Nueva York/AP – Raúl Ibáñez conectó una línea de jonrón en el noveno inning bateando en lugar del irregular Alex Rodríguez y entonces la volvió a sacar del parque en el 12avo capítulo para darle a los Yankees una espectacular victoria de 3-2 sobre los Orioles de Baltimore para liderar 2-1 su serie divisional de la Liga Americana al mejor de cinco encuentros.

Bateando en lugar del jugador más caro de las grandes ligas, Ibáñez pegó su primer vuelacercas al right-center con un out en la novena entrada ante el taponero de los Orioles, Jim Johnson, para empatar la pizarra a 2. Entonces hizo lo mismo con el primer lanzamiento que le realizó el zurdo Brian Matusz empezando el 12avo inning.

Phil Hughes abrirá por los Yankees esta noche en el 4to encuentro. Chris Tillman o Joe Saunders abrirán por Baltimore.

Los abridores de anoche se enfrascaron en un duelo de pitcheo y hasta el jonrón salvador de Ibáñez el novato mexicano Miguel González se iba llevando los aplausos, con labor de siete entradas en las que permitió cinco hits y una carrera limpia.

Por los neoyorquinos el japonés Hiroki Kuroda también se lució en 8 1/3 de innings, aceptando apenas cinco hits, aunque dos de ellos habían sido jonrones solitarios de Ryan Flaherty en el tercer inning y Manny Machado en el quinto.

David Robinson lanzó dos entradas para llevarse la victoria.

Baltimore había ganado 16 juegos consecutivos en extra innings y estaban con marca de 76-0 cuando estaban en ventaja después del séptimo inning antes que los Yankees los sorprendieran anoche.

“Es una gran experiencia. Lo hicimos como equipo y aguantamos hasta el final”, comentó Ibáñez. “Estoy bendecido por la oportunidad que tuve. Todo es acerca de ganar como equipo”.

Ibáñez logró la oportunidad en el noveno cuando el manager de los Yankees, Joe Girardi, tomó la decisión de mandarlo a batear por Rodríguez -la primera vez que él es reemplazado para batear en un juego de postemporada, de acuerdo a STATS LLC”.

“Ustedes iban a hacer muchas preguntas si este cambio no funcionaba”, comentó Girardi.

Rodríguez tiene 647 jonrones durante su carrera -están persiguiendo el record de todos los tiempos que sostiene Barry Bonds con 762- pero tenía marca de 1-12 sin carreras remolcadas en esta serie cuando Girardi se decidió a sacarlo del juego.

Los jóvenes Orioles parecían encaminados a estar a una victoria de su primer viaje a disputar el título de la Liga Americana desde 1997.