Doloroso adiós al militar asesinado

Doloroso adiós al militar asesinado
Cecilia Reyes toca el cuerpo de su hijo Noel Polanco, mientras el reverendo Al Sharpton y familiares observan cuerpo en la iglesia bautista Eternal Love de Queens.
Foto: AP

Queens – Descrito como un buen hijo y amigo, el joven dominicano Noel Polanco fue ascendido póstumamente al rango de sargento en la Guardia Nacional, por ser además un gran soldado.

Gregory Sinclair, sargento primero, indicó a los dolientes que se encontraban en el funeral que la promoción a Polanco se otorgó por logros sobresalientes.

El teniente coronel James Freehart, los describió con un hombre dispuesto a ayudar y con gran vocación por el servicios a los demás. Los presentes aplaudieron de pie al escuchar el mensaje de los militares.

Una acogedora capilla fue el escenario para despedir con honores militares y aplausos a Polanco. El joven dominicano de 22 años, que estaba desarmado, recibió un disparo a manos del detective Hassan Hamdy, quien lo detuvo por supuestamente manejar erráticamente en Gran Central Parkway, la madrugada del 4 de octubre. La fiscalía de Queens prometió el jueves justicia y una investigación efectiva a la madre de joven, Cecilia Reyes.

Frente a su ataúd cubierto con la bandera estadounidense, familiares y amigos lamentaron su muerte y pidieron por su descanso eterno.

La madre no pudo contener el llanto durante las casi dos horas que duro el emotivo funeral. Acompañada de su hija Amanda Reyes y parientes cercanos, la mujer despidió a Noel con la promesa de hacerle justicia.

Frente a decenas de asistentes, la dolida madre describió a su hijo como un niño increíble y un ángel que dejará un enorme vacío en el corazón de muchos.

“Mi niño era un hijo maravilloso y lleno de amor. Lo recuerdo haciendo feliz a los demás con sus bromas”, dijo Cecilia Reyes.

La hermana de Polanco, Amanda Reyes, de 15 años, expresó cómo la tragedia ha golpeado a su familia en los últimos meses.

“Es realmente duro perder a tres hombres de mi vida en menos de un año”, dijo la adolecente mientras se esforzaba por no romper en llanto. “Yo podré ver a mi hermano en sus amigos y eso me consuela”.

El padre de Noel se suicidó tres meses atrás luego de encarar una larga enfermedad. El abuelo también falleció recientemente.

En varias ocasiones, la madre necesito del abrazo de su hija y de parientes cercanos. Al escuchar los discursos de despedida pronunciados por amigos y compañeros, la mujer se cubrió el rostro para secarse las lágrimas.

Al entrar a la iglesia, el ataúd fue escoltado por varios amigos de Polanco que portaban chalecos con insignias del C.O.A Auto Club, al que pertenecía. Otros deudos tenían camisetas con su foto y con la palabra “Sparxxz”, que era como lo apodaban.

La reverenda Theresa Gaskin, quien presidió la misa, pidió por la pronta justicia para la familia, enfatizando que sólo así habrá paz y consuelo en el corazón de los deudos.

El reverendo Al Sharpton, fundador y presidente de la organización National Action Network, sentenció la muerte de Noel indicando que “no hizo nada para estar aquí, era un hombre correcto que soñaba con ser policía”.

Al finalizar la misa, el ataúd fue abierto para que familiares y amigos se despidieran de Noel.

El cuerpo fue sepultado en el cementerio Maple Grove en Kew Gardens.

?>