Esperanzados con el debate presidencial

Comerciantes hispanos esperan ganancias con el encuentro entre candidatos

Long Island – Comerciantes de la Villa de Hempstead esperan mejores ganancias en días cercanos al “cara a cara” entre el presidente Barack Obama y su contrincante Mitt Romney, en la Universidad de Hofstra.

Animados por la presencia de visitantes, algunos dueños de restaurantes preparan sus mejores guisos y bebidas para impresionar al paladar más exigente.

Las “baleadas” con frijoles recién hechos y las tradicionales “pupusas” de chicharrón salvadoreñas son algunos de los platos que más se comercializan en el vecindario.

Luis Casado, de 40 años y gerente del restaurante “Mi Pueblo”, situado en las inmediaciones de Universidad de Hofstra, comentó que el encuentro entre Obama y Romney podría incentivar la economía en el lugar.

“Muchos comerciantes esperamos un mayor flujo de clientes y estamos haciendo lo mejor para atraerlos”, indicó el dominicano. “Es un acontecimiento importante en Hempstead y tenemos fe en que nos traiga buenas ganancias”.

El hondureño Reynaldo Matute, quien recientemente abrió un negocio de ropa latinoamericana, expresó que la presencia de la prensa podría atraer la atención a la villa.

“En los últimos años varios negocios han cerrado y para los nuevos es difícil mantenerse”, comentó el comerciante. “Nos alegra que un evento nacional se celebre aquí, por el dinero que generará para la comunidad en un momento difícil”.

Matute, con seis años de residir en el área, expresó que en los últimos días la comunidad solicita banderitas estadounidenses.

“Hay mucho ánimo y expectativa con el encuentro entre Obama y Romney. Todos queremos ver cuál será el ambiente el 16 de octubre”.

En algunas calles de la zona comercial cercana a la Universidad de Hofstra, algunos negocios tienen carteles con el rostro del presidente Obama y publicidad acerca de las elecciones.

José Castellanos, de 52 años y vecino de la Avenida Fulton, expresó que partidarios de ambos candidatos empiezan a pronosticar quien tendrá las mejores respuestas a las preguntas de la audiencia.

“Es bacano como la gente expresa su opinión y trata de adivinar quién será el ganador del encuentro”, indicó el ecuatoriano. “Veré el encontronazo con mi familia en casa. Todos tenemos interés”.