Matan a dos policías en emboscada

LIMA/EFE – Dos policías antidrogas murieron y otros dos resultaron heridos ayer después de que un grupo armado atacara la camioneta en la que viajaban en la selva de la región Cuzco, en el sur de Perú, informaron medios locales.

Según el portal elcomercio.pe, la emboscada se produjo en una localidad conocida como Cielo Punku, entre los poblados de Kimbiri y Kepashiato, una zona donde las fuerzas de seguridad se enfrentan a remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso aliados con el narcotráfico.

Una fuente policial señaló al medio virtual que los agentes antidrogas se dirigían a Cielo Punku tras ser alertados de que en ese lugar existía un laboratorio de producción de droga.

El experto en temas de narcotráfico y terrorismo Pedro Yaranga declaró a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que el ataque también dejó a un comandante y un número no precisado de agentes desaparecidos.

Aunque la información aún no ha sido confirmada por fuentes oficiales, se indicó que los heridos ya han sido trasladados al centro médico del pueblo de Pichari y que hasta la zona han llegado contingentes de fuerzas combinadas de policías y militares.

El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Juan Jiménez, afirmó ayer que una comisión especial deberá determinar si el expresidente Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión, desea verdaderamente ser beneficiado con un indulto humanitario.

En declaraciones a la emisora Radio Programas del Perú (RPP), Jiménez dijo que este tema deberá ser determinado por la Comisión de Gracias Presidenciales, encargada de emitir un informe sobre el pedido de indulto humanitario presentado el miércoles pasado por los hijos de Fujimori.

“La Comisión de Gracias Presidenciales puede determinar si existe la indubitable determinación de si el interno quiere o no el indulto. Es un tema que deberíamos saber, si el pedido tiene la indubitable voluntad de Alberto Fujimori, que es lo que plantea la norma como presupuesto de partida”, precisó.

Medios locales han señalado que la solicitud de indulto ha sido firmada por Hiro, Keiko, Sachi y Kenji, los cuatro hijos de Fujimori, pero no por el exgobernante, quien está preso en un cuartel policial de Lima.