Tiempla puesto de Borghi

SANTIAGO DE CHILE/AP – La derrota ante Ecuador puso a Chile en la obligación de remontar sus dos caídas consecutivas en las eliminatorias mundialistas y dejó a su técnico Claudio Borghi en la cuerda floja con la necesidad nada menos que vencer a la Argentina, líder de la clasificación.

La tarea de recomponer al equipo tras su contundente derrota 3-1 no es nada fácil por cuanto además de enfrentarse a una Argentina que viene de vencer 3-0 a Uruguay y cuenta con Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, tiene tres bajas obligadas por expulsión del zaguero Pablo Contreras y del volante Arturo Vidal y por acumulación de tarjetas amarillas del defensor Osvaldo González.

Además, el técnico está suspendido de dirigir por una sanción que le aplicó la FIFA por sus reclamos durante el partido contra Venezuela.La Tercera tituló “Chile cae 3-1 en Ecuador y aumenta presión sobre Borghi”.

El matutino apuntó también que “La Roja de Borghi empieza a agotar la línea de crédito” y agregó que “la derrota pone más dudas sobre el futuro del DT, que ayer se fue en silencio desde Quito”.

El Mercurio afirmó que “Borghi está que cae”.

El diario aseveró que el secretario de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, Nibaldo Jaque, afirmó que “ahora es una obligación vencer a Argentina”.

El dirigente remachó que tras haberse cumplido la primera fase de las eliminatorias “todo será revisado. Hay que evaluar todo, incluida la labor de Borghi, a quien hemos apoyado irrestrictamente desde que asumió”.

Los comentarios de la prensa deportiva coinciden en que Chile ha perdido la línea ofensiva que le marcó durante cuatro años el ex seleccionador Marcelo Bielsa y que Borghi desde que asumió hace año y medio también ha procurado mantener, aunque con algunos resguardos defensivos.

El equipo chileno retornó de inmediato a Santiago tras el partido en Quito y ayer descansará antes de comenzar a preparar el partido del martes con Argentina. Para ese encuentro Borghi podrá contar con el retorno del fiero volante Gary Medel.