A la hora de un antojito hispano

En Hempstead hay varios restaurantes donde Obama y Romney podrían hacer una parada
A la hora de un antojito hispano
Si se les antoja un plato de comida colombiana, el restaurante Mi Tierrita es una buena opción.

Nueva York – Si antes, o hasta después, de reunirse con los residentes de Hempstead y sus alrededores, a los candidatos presidenciales se les antoja un buen plato de comida, podrían darse una pasadita por alguno de los numerosos restaurantes latinos que conforman el abanico gastronómico de esa zona de Long Island.

Con una presencia cada vez más notable, los hispanos han logrado que los locales introduzcan en sus vocabularios palabras como pupusas, chicharrón y cebiche. Visitamos un par de estos restaurantes para preguntarle a sus dueños qué le recomendarían comer a Obama o a Romney, en el caso de que los complacieran con su presencia. Esto fue lo que nos dijeron:

“Pupusas de chicharrón y baleadas, cocinadas con tortillas de trigo hechas a mano. Para acompañarlas, un atole de maíz tostado y como postre un alboroto, dulce típico hecho con miel y rosetas de maíz”, fue la respuesta de Luís Casado, gerente del restaurante Mi Pueblo, especializado en comida salvadoreña y hondureña.

Por su parte, Arlington Bodden, gerente del restaurante Gusto Latino, con 22 años vendiendo comida hondureña, los recibiría con un plato bastante sofisticado.

“Langosta a la brasa acompañada con trozos de pargo, camarones y ostiones bañados en salsa de mango y servido con arroz blanco y ensalada de hojas verdes aderezada con vinagreta de limón”, acompañado de un vino francés.

Diego Pabón, gerente del restaurante Mi Tierrita, homenajearía a los políticos con lo mejor de la comida colombiana.

“Un pollo al carbón que se acompaña con arroz, papas fritas y ensalada. También les recomendaría la bandeja típica que consiste en carne asada, chicharrón, huevo, arepa, maduro, aguacate, arroz y frijoles. De postre un flan de caramelo o brevas con queso”.

Mientras que Roxana Morán, gerente del restaurante Jalapeño está segura de que ambos candidatos quedarían satisfechos con alguna especialidad de la cocina mexicana.

“Enchiladas con salsa roja, chilaquiles con pescado o pollo a la mexicana que se guisa con cebolla, tomate y jalapeños y se acompaña con arroz y frijoles. De postre, un arroz con leche o un pastel de tres leches”.

Con información de Zaira Cortés.