Educando a nuestras mujeres

En septiembre 2011, Luz María González participó en una clase presentada por nosotras, las promotoras del affiliada de Planned Parenthood en Los Ángeles.

Mientras explicábamos los síntomas del cáncer de seno y cómo hacerse un autoexamen, Luz se dio cuenta que aquella masita extraña que había sentido en su pecho podía ser maligna. Rápidamente después de la clase fue al doctor, quien confirmó lo que sospechaba: Luz tenía cáncer de seno.

Octubre es el mes nacional del cáncer de seno y es el momento perfecto para que mujeres de todas las edades tomen acción y control de su salud y cuerpo.

Una de cada ocho mujeres será diagnosticada con cáncer de seno en algún punto de su vida. Aunque el porcentaje de estas mujeres menores de 40 años de edad es pequeño, cuando el cáncer de seno ocurre en mujeres jóvenes es usualmente mucho más agresivo.

Es especialmente alarmante para nuestra comunidad que las latinas somos un 20% más propensas a morir de cáncer de seno, aun cuando seamos diagnosticadas a la misma edad y etapa de cáncer que mujeres no hispanas.

Las estadísticas también demuestran que los latinos en los Estados Unidos no suelen examinarse frecuentemente para cánceres comunes, como lo es el cáncer de seno, en comparación con estadounidenses no hispanos.

La experiencia de Maribel la motivó a querer convertirse en promotora de Planned Parenthood para ayudar a más mujeres en su comunidad.

Gracias a la expansión del programa de promotoras de Planned Parenthood podremos educar y ayudar a más de 25,000 personas de la comunidad latina en Los Ángeles. La expansión nos permitirá llegar a más mujeres como Luz y Maribel, sobrevivientes de cáncer de seno, a través de todo el país.

Les pido que este mes amigas, hermanas, madres, abuelas, primas y compañeras, tomen acción, se eduquen y visiten a su médico inmediatamente si notan un cambio en sus senos. ¡Nunca es demasiado temprano! Háganlo por ustedes mismas, por sus familias, amigos y comunidad. ¡Las queremos y necesitamos sanas y fuertes!