Golpe a otro fraude hipotecario

Golpe a otro fraude hipotecario
Están dando buen resultado los operativos contra el fraude hipotecario.
Foto: archivo / edlp

Nueva York/EDLP – La administración del presidente Barack Obama anunció recientemente que una redada a nivel nacional contra el fraude hipotecario había arrojado un balance de 530 personas acusadas.

Uno de los más complejos casos recientes de este tipo de fraude lo protagonizó una mujer hispana de Nueva Jersey, que fue sentenciada la semana pasada a 10 años de cárcel tras una investigación de la Fiscalía General de ese estado.

Genilza R. Nunes (alias Leticia Wilchez, Geny Silva, Gena Nunez y Genilza Borges), de 38 años y natural de Kearny, cometió fraude mediante la presentación de una solicitud falsa de préstamo para comprar una vivienda en Newark a nombre de un hombre que había fallecido.

Nunes actuó como directora de Leska Management, una empresa especializada en la venta y manejo de inmuebles. Con la ayuda de una cómplice, Lillian Veras, Nunes hizo los arreglos para la compra de la vivienda que pertenecía a una mujer que se había atrasado en los pagos de la hipoteca.

La mujer adeudaba la cantidad de $477,196 por su préstamo, sin embargo el titular de la hipoteca, Kondaur Capital Corp., accedió a una “venta corta” (Short Sale) de $260,000 a un comprador identificado por la acusada.

Una “venta corta” es una venta pre-ejecución hipotecaria cuando el titular de la hipoteca está de acuerdo en permitir que la propiedad se venda por menos de la cantidad adeudada por el préstamo.

Esta venta nunca fue terminada. Paul DiGiacomo, un abogado que también ha sido acusado y hallado culpable, y que actuó tanto para el comprador como para Leska, le dijo a Kondaur que la venta había fracasado.

Luego negoció con Kondaur para asignar la hipoteca a Leska al precio de $219,877. Nunca se reveló que, antes de la asignación de la hipoteca, la propiedad fue vendida a un precio inflado de $539,000 dólares a un comprador ficticio creado por los acusados.

Nunes, con la asistencia de Nuno J. Sousa, un agente de hipoteca, de manera fraudulenta solicitó un préstamo hipotecario a Provident Funding Associates por la cantidad de $431,200 y compró la casa, usando la identidad de un hombre fallecido de apellido “Benazi”.

La acusada creó registros bancarios, registros de empleo y documentos de identificación falsificados al efectuar la solicitud de préstamo, y ella tenía otro hombre que se presentó como Benazi en el cierre.

No se hicieron pagos al prestamista. El vendedor nunca fue notificado del cierre y su firma fue falsificada en los documentos.

Nunes fue sentenciada a prisión por 10 años tras comparecer el viernes ante el Juez de la Corte Superior, Thomas V. Manahan, en el condado de Morris. Además de ingresar en la cárcel, tendrá que pagar en restitución $42,404 al prestamista, Provident Funding Associates, y una multa de $150,000.