Demandan por discrimen a restaurantes Rosa Mexicano

Se les imputa no hacer los arreglos para que las personas con discapacidades tengan acceso total a sus ofertas

Demandan por discrimen a restaurantes Rosa Mexicano
La cadena de restaurantes enfrenta ahora a la justicia en NYC.
Foto: Flickr / Peterekstrom

Nueva York, 15 de octubre – La Fiscalía de Manhattan demandó a la cadena de restaurantes Rosa Mexicano porque los tres locales que tiene en Nueva York no cumplen con la normativa vigente en Estados Unidos sobre accesibilidad para discapacitados.

Esta cadena especializada en gastronomía mexicana fue demandada en virtud de una iniciativa puesta en marcha por la Fiscalía en septiembre de 2011 con la que se persigue evaluar el cumplimiento de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA por sus siglas en inglés) por parte de los restaurantes de Manhattan designados como los más populares en 2011 por la Guía Zagat.

“En lo relativo a los restaurantes, podría decirse que Nueva York es la joya de la corona, y el objetivo de esta iniciativa es asegurar que las personas con discapacidades tengan el mismo acceso a sus ofertas”, aseguró hoy el fiscal de Manhattan, Preet Bharara, en un comunicado.

Cuando esta iniciativa se puso en marcha, los propietarios y gerentes de los restaurantes calificados como “los más populares” de Manhattan, entre los que figuraban los tres locales de Rosa Mexicano, tuvieron que completar una encuesta acerca de la accesibilidad de sus instalaciones.

En algunos casos, el departamento de Justicia llevó a cabo inspecciones para confirmar la veracidad de las respuestas dadas en la encuesta y a aquellos restaurantes que presentaban deficiencias se les brindó la oportunidad de que accedieran voluntariamente a mejorar sus establecimientos.

Los que no lo hicieran se enfrentarían a una demanda gubernamental o a multas.

La Fiscalía determinó que los tres locales neoyorquinos de Rosa Mexicano ejercían una “práctica discriminatoria”, dado que sus instalaciones violaban la normativa vigente en lo referente a las entradas de los restaurantes, sus zonas de espera, el área de bar y de comedor y en los aseos.

Desde que la ADA se aprobó, en 1990, numerosas instituciones de Nueva York han tenido que adaptarse a sus disposiciones, como el Lincoln Center, la Metropolitan Opera, el Yankee Stadium, el Teatro Apolo, el Madison Square Garden o el Radio City Music Hall.