Alphonso Despoux Pionero de la distribución en el NoresteDIRECTV

El peruano Alphonso Despaux, uno de los pioneros en el mercado latino de DIRECTV y el principal distribuidor de este servicio en el Noreste del país, tiene muy claro que se encontraba en el lugar más indicado en el momento más indicado. Y además tuvo la visión de anticipar las grandes posibilidades económicas que tendría en un futuro no muy lejano aquel campo de televisión por satélite que apenas estaba comenzando.

Corría el año 2001. Despaux, quien había llegado a Nueva York con 18 años, había pasado varios años trabajando en la bodega de una compañía de construcción, clasificando y distribuyendo los materiales que se enviaban a cada obra. Poco antes había comenzado a trabajar como técnico en el área de instalaciones por satélite y pensaba que había una necesidad de incluir en el paquete que se ofrecía a los canales en español y de llegar al creciente mercado hispanoparlante. En ese momento, apareció en la ciudad un cuñado suyo de ascendencia griega que trabajaba en un canal en Atenas y tenía una idea similar. Decidieron poner manos a la obra.

“En esa época trabajábamos con una compañía que era la que usualmente traía los canales”, explica Despaux. “Ya teníamos una idea de lo que se venía y lo que hice, antes de que se difundiera y se volviera un “boom”, fue armar una empresa, Prime Star, el primer concesionario hispano”. Con el tiempo, se ha consolidado como la número 1 en ventas en el Noreste de Estados Unidos entre más de 4.000 concesionarios.

¿Y cuál es el secreto de tal éxito?

“Por un lado la suerte de haber sido los primeros en abrir un concesionario hispano de DIRECTV. También prestar un buen servicio y ante todo la publicidad”, dice.

“Nos hemos asociado desde hace años con El Diario y además estamos siempre dispuestos a participar en eventos de la comunidad, como los festivales, incluso cuando están comenzando”, agrega. ” Es importante estar siempre cerca de nuestra comunidad hispana”.