Barjes AnguloProfesional de Servicios FinancierosNEW YORK LIFE INSURANCE

Barjes AnguloProfesional de Servicios FinancierosNEW YORK LIFE INSURANCE

Desde muy joven, Barjes Angulo llegó a la conclusión de que quería ganar dinero, mucho dinero. Y no solo para sí mismo sino también para ayudar a los suyos. Constataba día a día que en su hogar de Queens la familia no tenía los recursos para hacer muchas cosas a pesar de los esfuerzos de sus progenitores, una pareja de inmigrantes guayaquileños que sólo encontraban empleos de escasa remuneración: el padre en el sector de la construcción, la madre haciendo la limpieza en edificios de oficinas.

Una vez terminada la secundaria, y con la mira puesta en su objetivo monetario, Barjes entró a estudiar finanzas en Pace University. Y recién graduado empezó su trayectoria en el sector financiero, inicialmente con Citi Bank, luego con un corredor de bolsa independiente y más adelante con distintas compañías.

Pero pronto se dio cuenta de dos cosas cruciales: una de ellas, que no era nada fácil ganar mucho dinero velozmente. Y la otra, que el dinero no era lo único importante, que lo que él quería era ayudar a otras personas a tomar decisiones, ayudarles con los diferentes productos financieros, asesorarles para que tuviesen un mayor conocimiento al respecto.

Barjes está convencido de que puede prestar este servicio desde su actual cargo en la compañía de seguros New York Life Insurance. “Se trata de algo que va más allá de hacer dinero”, asegura. “Cuando trabajo con mis clientes, muchos de ellos hispanos, mi principal objetivo es ayudarles a implementar sus proyectos financieros, ya sea un fondo de retiro, comprar un hogar, ahorros para que los hijos vayan a la universidad, etcétera”.

Curiosamente Barjes, quien “creció en inglés” con sus compañeros de escuela y de barrio, por cuestiones de su trabajo ha tenido que hacer un esfuerzo por reaprender el español de la infancia.

Y de vez en cuando tiene la oportunidad de una “inmersión total” en el lenguaje y la cultura cuando viaja a Ecuador. Sobre todo este año cuando participó en toda una semana de festividades para celebrar los cien años de su abuela.