Luis R. MatosDirector de Servicios ComunitariosCentro Contra la Violencia Doméstica

“Si verdaderamente se quiere acabar con la violencia doméstica hay que empezar desde la escuela elemental, enseñarles a los niños acerca de las relaciones familiares sanas”.

Lo dice alguien que tiene por qué saberlo: Luis Matos, desde 1999 director de los servicios comunitarios y de educación del centro contra la violencia doméstica de Nueva York y desde 1992 vinculado al programa de la organización Safe Horizon. De hecho, desde que obtuvo su maestría en trabajo social por la Universidad de Fordham, Matos ha enfocado su trayectoria hacia el trabajo con la comunidad en general y la violencia contra las mujeres y los niños en particular.

Nacido en el South Bronx de padres puertorriqueños que trabajaron siempre en factorías, Matos es uno de siete hijos, todos con estudios universitarios. Antes de la maestría en Fordham asistió a Colgate University, donde recibió grados en sociología y literatura hispanoamericana.

En el Centro contra la Violencia Doméstica, ha tomado el liderazgo en introducir una serie de servicios para frenar este flagelo, aumentar la conciencia de la comunidad y promover la seguridad de las mujeres y los niños afectados por la violencia familiar o en el proceso de escapar de una relación de abuso.

“Uno de los mayores desafíos que encaramos”, explica, “es que los abusadores saben que muchas de estas mujeres tienen unos recursos y un conocimiento del sistema limitados, por lo cual son más dependientes de ellos. En el caso de muchas latinas que llevan poco tiempo aquí, a veces su conocimiento del inglés es reducido y la situación legal precaria. En el Centro se les ofrece asistencia y guía ya sea en inglés o en español”.

Matos insiste en la importancia de educar a la comunidad sobre este tema desde una edad temprana y ha logrado que los servicios de prevención centrados se extendieran a programas pioneros en los grados intermedios y la escuela elemental. “Nunca es demasiado pronto para empezar a crear conciencia acerca de la violencia doméstica”, concluye.