En riesgo pelea estelar en Brooklyn

En riesgo pelea estelar en Brooklyn
Paul Malignaggi (i), un hijo favorito de Brooklyn, peleará con el mexicano Pablo César Cano, aun1ue éste no dio el peso.
Foto: HUMBERTO ARELLANO / EDLP

NUEVA YORK – Ya no hay tiempo para más. Ha llegado el día tan esperado para el regreso del boxeo de campeonato mundial a Brooklyn.

Es Hora de que hablen los puños y no la boca, como ocurrió ayer durante la ceremonia de pesaje en el interior del Barclays Center, que acogerá la cartelera de hoy. Pero eso dependerá de una prueba de dopaje.

La cartelera, que incluye cuatro combates titulares, está pautada para comenzar alrededor de las 5 p.m. de hoy, con peleas repletas de talento local.

Pero el plato fuerte, será el segundo enfrentamiento entre Danny ‘Swift’ García, campeón mundial del peso superligero del CMB, AMB y dueño del fajín Ring Magazine, con el ex monarca mexicano Erik ‘El Terrible’ Morales.

“Eres un … tramposo, te voy a romper m…” dijo García, de 24 años a Morales, de 36, antes de ser detenido por Bernard Hopkins, ejecutivo de Golden Boy Promotions.

Eso ante la noticia de que ‘El Terrible’ habría dado positivo en la prueba ‘A’ de dopaje por parte de la USADA (Agencia Antidojape de Estados Unidos). Se indicó que dio positivo a clenbuterol, un descongestionante que se alega sirve para perder peso.

En la báscula, el tijuanense marcó 139.2 libras, y García 139.8 libras.

El presidente de Golden Boy Promotions, Richard Schaefer, dijo que sólo la pelea García-Morales fue objeto de pruebas por parte de USADA. El ejecutivo indicó aque Morales sometió la muestra el 3 de octubre, pero que los resultados no fueron hechos públicos hasta la tarde del martes; la mañana del miércoles se notificó a los equipos y la Comisión Atlética de Nueva York.

Angel García, el padre del campeón -que el jueves arremetió contra el padre de Morales- señaló ayer que se cancelaba el combate si salía positiva la muestra ‘B’ de Morales, que se esperaba anoche.

Sin embargo, el promotor Oscar de la Hoya, dijo ayer que la pelea.

“Erik Morales está limpio y habrá pelea; no hay doping”, dijo De la Hoya , quien explicó que en la prueba B, el ‘Terrible’ salió limpio.

Morales tiene récord de 52-8, con 36 nocauts, mientras que el campeón invicto tiene marca de 24 triunfos con 15 combates ganados por la vía rápida.

En el primer enfrentamiento Erik Morales perdió su corona en la báscula, aunque la pelea se cumplió con victoria para el boricua nativo de Filadelfia.

Mientras tanto, la pelea coestelar, entre el campeón del peso welter de la AM, Paul Malignaggi (31-4, 7 KOs) y el mexicano Pablo César Cano se llevará a cabo, a pesar de que el retador no dio el peso. Canó (25-1-1, 19 KOs) pesó 148.4, libra y media más del límite; le dieron una hora para que buscara bajar, algo que no consiguió.

Quienes no tuvieron problemas fueron el cubano, residente de Manhattan, Peter ‘Kid Chocolate’ Quillin (27-0, 20 KOs), que pesó 159.2 para enfrentarse al francés Hassan N’Dam (27-0, 17 KOs), quien detuvo la báscula en 159, por el vacante título del peso mediano.

Tampoco pasaron aprietos en la balanza el campeón welter de la FIB, Randall Bailey (43-7, 37 KOs), que pesó 147 libras, y el ex monarca Devon Alexander (23-1, 13 KOs), 146.8. Esta pelea debía realizarse el 8 de septiembre pasado, pero fue pospuesta debido a la lesión que sufrió Bailey en la espalda.

En su regreso al cuadrilátero tras vencer un cáncer en la columna, Danny Jacobs (22-1, 19 KOs), de Brooklyn, pesó 161.2 libras para medirse contra Josh Luteran que pesó 161.8. La última vez que Jacobs peleó fue en marzo del año pasado.

El ex campeón welter, Luis Collazo (31-5, 16 KOs) así como su oponente, Steven Upsher (24-1-1, 6 KOs) pesaron lo mismo: 146.8 libras.

La función -que será televisada por Showtime- comenzará a las 5:00 p.m. co las peleas preliminares.