Jóvenes talentosas exaltan aporte latino en Estados Unidos

Venezolanas compiten por Nueva York en concurso de Mural Tradicional

Nueva York – Muy seguido cometemos el error de pensar que arte es simplemente una expresión de belleza; lo vemos como algo estoico y estético que se encuentra allí para deleite visual.

Sin embargo, a menudo nos olvidamos de que el arte también puede ser un instrumento de cambio en la sociedad.

Atraer esa conciencia social es precisamente el propósito del mural que Patricia Cazorla y Nancy Saleme revelarán este 8 de noviembre en Chicago, con motivo del concurso de Mural Tradicional patrocinado por la compañía de tequila José Cuervo.

Ambas artistas forman parte de un grupo de 10 finalistas provenientes de diferentes partes del país, quienes han sido invitados a estampar la forma en que la cultura latina está dándole una nueva cara a los Estados Unidos.

Patricia y Nancy han decidido con su mural rendirle un homenaje al trabajo con el que los inmigrantes contribuyen al país. “Nuestro trabajo desde el 2010 está relacionado con inmigración y especialmente con los jornaleros, quienes han sido muy afectados por las leyes actuales como en Arizona y Alabama” dice Nancy.

“Nadie los respeta, vemos niños pequeños que trabajan ocho, 10 horas” complementa Patricia.

Para estas venezolanas, existe una tendencia generalizada a ignorar la situación de estos individuos y sus familias, “se que no podemos hacer nada, es parte de la historia, pero queremos poner nuestro granito de arena, que sepan que no están olvidados” manifiesta Nancy.

Las artistas, quienes poseen un vínculo fraternal entre ellas (ya que son tía y sobrina), reconocen que realizar arte como latino en esta ciudad no siempre les resultó sencillo, y durante la época en que se radicaron en Nueva York (alrededor de 1995), no existían muchos espacios para que exponentes provenientes de Latinoamérica pudieran expresarse.

Aunque al parecer llegaron a establecerse en nuestra ciudad por casualidad, ya que Patricia estaba destinada a estudiar en París, con sus inspiradoras piezas ellas se han consolidado como unos de los talentos más prometedores en esta área. Además, cuando no se encuentran creando algo maravilloso, también se dedican a promover hermandad y apoyo entre los talentos artísticos de nuestra raza.

Pronto también podremos admirar el trabajo de estas virtuosas en las calles de Manhattan, ya que ambas se preparan para pintar un mural que se les asignó en una sección de Times Square. “Lo que queremos conseguir es conectar con la humanidad y sobre todo con esas personas que necesitan esa ayuda espiritual y de energía” expresa Patricia.