Padres tendrán su propia academia

El primer programa educativo de este tipo en la ciudad comenzará en 100 escuelas en noviembre

Nueva York – La educadora afroamericana Evelyn Castro dirigirá la primera Academia de Padres de la ciudad partiendo de su propia experiencia como madre en el sistema educativo de Nueva York.

Casada con el artista puertorriqueño Alex Castro y madre de dos varones – Alejandro y Antonio – que crecieron en un hogar bicultural y bilingüe, esta docente de Brooklyn sabe lo difícil que es “encontrar las conexiones adecuadas” en las escuelas públicas para lograr lo mejor de sus hijos.

“Por mi viaje por el sistema, siento empatía por los padres que están pasando por esa experiencia”, dice quien recién vio graduarse de abogado a su hijo Alejandro.

Antes de ser directora del Centro de Asistencia Técnica para la Educación Bilingüe de Long Island University (BETAC), Castro tuvo una amplia carrera en las aulas neoyorquinas como directora de la escuela pública 308 y la primaria Hunter College, así como superintendente del distrito escolar 17, el tercero más grande la ciudad que abarca Crown Heights y Flatbush.

“Aunque a medida que los niños crecen se hacen más independientes, los padres siempre tienen que estar estudiando”, dijo la educadora.

Para Castro, su labor en NYCPA debe alcanzar que la participación de los padres cobre un nuevo sentido. “No se trata de recaudar fondos ni de ser voluntarios en una clase, sino de aprendizaje y logro, en cómo contribuir a mejorar la experiencia académica de los hijos”.

Por su experiencia, Castro sabe algunas de las dificultades que enfrentará. Su objetivo será llegar a adultos que trabajan a tiempo completo o que no hablan bien inglés. Según la directora, el hecho que un padre esté muy ocupado no implica que no quiera involucrarse en su desarrollo de sus hijos.

“Haremos asambleas y reuniones pequeñas en cada condado; estamos reclutando facilitadores que hablen las nueve lenguas oficiales del DOE, especialmente español; todos nuestros materiales serán traducidos en esos idiomas y estarán disponibles en internet; y los talleres se dictarán en las lenguas de cada grupo”, asegura.

En las aulas de LIU, promete, “qué hará que nuestros hijos vayan a la escuela y se queden en ella y qué permitirá que los padres se vayan con algo más en los bolsillos que ayude a mejorar el aprendizaje de sus hijos” son preguntas que encontrarán una respuesta adecuada.