Tiroteo en RD deja dos muertos

Santo Domingo – Dos supuestos asaltantes, de 26 y 22 años, fallecieron en un intenso tiroteo con agentes de la Policía Nacional ocurrido la mañana de ayer en la avenida Bolívar, en una zona céntrica de esta capital.

El vocero de la Policía, Diego Pesqueira, identificó a los fallecidos como Jesús Gil Santos, de 26 años, y Freddy Jamel Soto Lantigua, de 22. Ambos cayeron abatidos dentro del edificio de apartamentos Promovisa.

El jueves una patrulla también mató en esta capital al presunto delincuente Luis Manuel Pinales de los Santos (Chepito), de 19 años de edad, e hirió a Anderson Henríquez, de 26. El hecho ocurrió en la avenida Tiradentes, próximo al Estadio Quisqueya. La Policía informó que ambos eran perseguidos por asesinato.

Respecto al enfrentamiento la Policía dijo que Gil Santos y Soto Lantigua portaban dos pistolas y que un tercer asaltante no identificado logró huir de la escena del hecho. Indicó que ambos trataban de asaltar a Luis Morel y su hijo, también llamado Luis Morel.

El tiroteo provocó pánico. Las personas que estaban en los alrededores del lugar tuvieron que huir para evitar ser heridos. La Policía sacó los dos cadáveres encima de camionetas y sin ningún tipo de cuidado. “Eran tres personas, dos nos encañonaron y uno estaba abajo esperando en la calle”, dijo sobresaltado Luis Morel hijo.

“¡Increíble la inseguridad en este país! Mi papá y yo nos dirigíamos hacia el trabajo y nos encañaron, mi hermano. Nos metieron la pistola en la cabeza: ‘búscame los cuartos’; me dijeron. Y yo dije: Mi hermano yo no tengo na´, déjame tranquilo”, contó.

Agregó que el asaltante le respondió “Tírate al suelo pa´ no matarte”. “Yo me tiré al suelo y se metieron a la habitación de mi papá buscando dinero y nosotros no tenemos dinero en casa”.

Explicó que los atracadores tomaron la llave de la jeepeta de su padre para huir y salieron. Entonces, tanto él como su padre comenzaron a vociferar que lo estaban asaltando lo cual llamó la atención de una patrulla policial. Entonces, se armó el tiroteo.