Bayern no da tregua

Bayern no da tregua
El brasileño Rafinha, del Bayern, festeja su gol al Fortuna Duesseldorf ayer. Al final, los líderes de la Bundesliga golearon 5-0 como visitantes.
Foto: AP

BERLIN, Alemania/AP – Bayern Munich estableció ayer un récord al ser el primer equipo que gana sus ocho primeros partidos seguidos al comienzo de un torneo de la Bundesliga alemana.

Thomas Muller anotó un doblete en la goleada del Bayern sobre Fortuna Dusseldorf por 5-0. También se hicieron presentes en el marcador Mario Mandzukic, Luiz Gustavo y Rafinha.

“Realmente queríamos ganar este partido”, comentó el entrenador del Bayern, Jupp Heynckes. “Lo que más me impresionó fue que no dejamos que nos pasara nada”.

Schalke, a su vez, le bajó el copete a su archirrival y campeón vigente Borussia Dortmund por 2-1 en el clásico del Ruhr de la Bundesliga.

Ibrahim Afellay abrió el marcador para Schalke a los 14 minutos y Marco Hoeger aumentó a los 48. Robert Lewandowski descontó siete minutos después, pero no fue suficiente para impedir que su equipo perdiera el invicto en su cancha de 17 partidos y que quedara a 12 puntos del líder Bayern.

“No jugamos bien, ese fue el primer problema”, admitió el técnico del Dortmund, Juergen Klopp. “No jugamos suficiente fútbol. Fue una victoria merecida de Schalke”.

Asimismo Friburgo ganó 2-0 a Wolfsburgo, y Eintracth Francfort derrotó a Hannover 3-1.

Un gol de Gonzalo Castro a los 87 salvó el empate para Bayer Leverkusen con Mainz 2-2. Su compañero Stefan Kiessling había dado la ventaja al Leverkusen, pero Mainz pasó al frente momentáneamente con goles de Adam Szalai y Marcel Risse.

En el último partido de la jornada, Werder Bremen goleó 4-0 Borussia Moenchengladbach.

Hoy se completa la fecha con los choques Nuremberg vs. Augsburgo y Hamburgo vs. Stuttgart.

El clásico del Ruhr se vio empañado por serios disturbios frente al estadio de Dortmund antes de comenzar el partido.

Una agencia noticiosa local reportó que por lo menos 150 fanáticos fueron arrestados, y la policía apeló a un carro hidrante para impedir que 600 hinchas de Schalke chocaran con varios centenares de partidarios de Dortmund. La policía local desplegó a mil agentes para el encuentro.