Forense examinará la muerte de menor

Nueva York – La muerte en circunstancias poco claras de una pequeña latina, sembró dolor y tristeza en un vecindario cerca de Tremont, en El Bronx.

La niña de ascendencia mexicana, Crystal Sánchez, de 3 años, fue encontrada inconsciente y con moretones en espalda, brazo y cuello en el departamento de la familia, en la Avenida Longfellow.

Técnico de Emergencias Médicas arribaron al sitio luego de recibir una llamada en el sistema 911, notificando que la niña -al cuidado de su padrastro el puertorriqueño Hilton Acevedo, de 31 años- estaba inconsciente. La pequeña, que cumpliría 4 años el 11 de noviembre, murió en el Hospital Lebanon.

Rosa Acevedo, de 33 años y hermana del padrastro, dijo desconocer los detalles del incidente.

“Sabíamos que la niña tenía vomito y diarrea, pero en realidad no sé qué pasó la tarde del viernes”, indicó. “Mi hermano era una gran padre, quería a la niña como si fuera de él”.

La mujer explicó que Jacqueline Pérez, madre de la niña, vivía hace tres años con Hilton. Ambos son padres de un bebé de un año.

“Mi cuñada tenía otro niño y a Crystal. Mi hermano cuidaba de los tres niños con mucho cariño y dedicación”.

Acevedo indicó que no tiene comunicación con Hilton y Jacqueline.

“Mi familia está devastada. Queremos saber qué le sucedió a la nena”, dijo entre lágrimas.

Según vecinos, la familia, que se mudó al edificio hace ocho meses, no mostró tener problemas o incidentes violentos.

“La madre trabajaba en una bodega muy cerca de aquí y el padrastro cuidaba de los niños. Parecía una familia muy tranquila”, indicó Paz Silva, un residente del lugar.

Guillermina Parra, amiga de la familia, describió a Hilton como “un padre amoroso que quería a los tres niños por igual”.

La Policía informó que no hay certeza de que produjo la muerte de la niña y se espera que los resultados de la autopsia esclarezcan el caso. La investigación continúa.