Siguen los cambios en ‘Despierta América’

Como les he estado anunciando ya comenzaron los cambios en “Despierta América”. Ayer le dieron la bienvenida a Alan Tacher, y según mis informes el próximo en llegar será Raúl Araiza.

Estos dos actores pertenecían al programa “Hoy” que llegaba cada mañana desde México.

Pero como dice la canción “No hay cama pa’ tanta gente”, así que alguno de los que están tendrá que decir adiós.

Chiquinquirá Delgado ha tenido una “inteligente movida”, pues ha comenzado a hacer entrevistas -en inglés- para algunos programas. Aparte continúa haciendo apariciones especiales como en “Mira Quien Baila”, que ya está en su recta final y veremos que pasará con ella.

Suerte le deseamos y el que pueda que visite al Niño Prodigio, para que les de una ayudita y quedarse.

En una entrevista que dio Julio Preciado a la revista TVyNotas, el “gigante de la banda” abrió su corazón, pero creo que mejor que nunca lo hubiera hecho.

“Me drogué, fui infiel, toque fondo; gracias a Dios salí y no me arrepiento de nada”, declaró. Hasta aquí todo bien, pero para rematar agregó: “Si volviera a nacer lo volvería a hacer todo igual, porque es mi vida y de ahí aprendí”.

Da pena la cantidad de faltas de ortografía de algunos famosos y esto es fácil de ver a través de sus cuentas en las redes sociales. Entiendo que a la larga lo más importante para los artistas es cantar, o actuar bien, y que algunos no quieren una relacionista pública. Pero opino que es algo a lo que deberían de poner un poco más de atención.

Por ejemplo “Oro Solido” colocó su foto con el siguiente mensaje: “Oro solido con asafatas colombianas en bogota!!!! Que viva el merengue..y mis colombianos”. Ustedes que opinan ¿es malo para la imagen, o no?

Aunque no deja de ser muy interesantes las recetas de la chef Jiménez de Univision, la otra mañana cuando preparaba unas galletas de chocolate, su pelo suelto aparentemente le molestaba, porque lo movía para todos lados e incluso alguna vez utilizó las manos para retirarlo de la frente.

A todas estas amasaba y preparaba las galleticas sin guantes, algo poco higiénico y casi nadie las probó.