Exámen de NYPD no considera aberraciones sexuales

El caso del policía Gilberto Valle, quien, alegadamente, pretendía devorar a un centenar de mujeres, ha traído a colación la discusión sobre el tema
Exámen de NYPD no considera aberraciones sexuales
Gilberto Valle se encuentra tras las rejas.
Foto: Suministrada

Nueva York – A raíz del caso controversial del policía Gilberto Valle, quien se encuentra tras las rejas debido a que planeaba secuestrar, torturar y devorar a un centenar de mujeres, han surgido inquietudes y preguntas entre la gente sobre los exámenes sicológicos que deben completar los efectivos de la fuerza pública antes de formar parte en las filas de uniformados.

Entre las preguntas que la ciudadanía se hace figura la de por qué no detectan este tipo de conducta antes de aceptarlos como agentes de la policía.

Al parecer el examen sicológico del Departamento de la Policía (NYPD) no es un filtro suficiente como detectar casos comoe el de Valle.

Un agente, quien no quiso ser identificado manifestó que los interesados en formar parte del NYPD tienen que pasar tres exámenes: físico, médico y el psicológico que consta de una parte oral y otra escrita.

“El psicólogo te hace ciertas preguntas, no sé si va a dar cuenta que esa persona tiene una conducta aberrante. Algunas de las preguntas son si te drogas, si tomas todo el tiempo, si escuchas voces, algo así por estilo”, dijo el policía, de 30 años.

El agente quien desde hace 7 años ingresó a la fuerza pública considera que es difícil saber lo que pasa por la mente de una persona ya que puede decir algo distinto a lo que piensa.

Mientras tanto, un sargento, quien también habló en condición de anonimato, expresó que el examen consta de unas 1,000 preguntas y tiene una duración de unas cuatro horas.

“En la entrevista con el psicólogo, él hace muchas preguntas y todo depende de cómo uno responda. Si éste observa que algo no está bien, entonces realiza una entrevista más profunda para determinar si la persona califica”, dijo el oficial con más de 20 años de experiencia.

El doctor N.G. Berrill, director ejecutivo del Centro de Neurología y Ciencias de Comportamiento Forense y profesor de John Jay College y conconocedor de estos exámenes dijo que la policía usa una prueba básica y entrevistas clínicas. “Realmente no hay nada en la prueba que sirva para revelar una aberración sexual”, indicó. “Es una zona difícil de tratar. No es un área típica de investigación”.