Sandy viene con furia a nuestras costas

Sandy viene con furia a nuestras costas
La empleada de un restaurante de Ocean City en Maryland, coloca bolsas de arena a la entrada del negocio para evitar que el agua inunde lugar.
Foto: AP

Nueva York – En vista de la Inminente llegada de una fuerte tormenta potencialmente devastadora, Olga Rojas se preparaba desde ya para recibir la tempestad que tiene en alerta a los neoyorquinos.

Rojas, madre de tres niños y de otro que viene en camino, siguió las recomendaciones de las autoridades y ayer salió temprano al supermercado para comprar botellas con agua, pilas y alimentos no perecederos para tres días.

“Mis niños están pequeños y necesito tener todo a la mano. Con la naturaleza no se sabe, quizás sea una tormenta ligera pero es mejor estar preparados para que no nos tome por sorpresa”, dijo Rojas, quien espera a su bebé para principios del mes próximo.

Así como se alista Rojas para la llegada del huracán Sandy, las autoridades gubernamentales de Nueva York han tomado las medidas necesarias para la posible llegada de la tormenta a nuestra área.

El gobernador Andrew Cuomo mediante un comunicado declaró el viernes el estado en emergencia y solicitó a las patrullas de la Guardia Nacional que estén preparadas ante cualquier eventualidad.

Por su parte el alcalde Michael Bloomberg dijo que en coordinación con el Estado y el Departamento estatal de Salud tomaron todas las medidas que creyeron necesarias para proteger a los neoyorquinos de la tormenta que se espera que toque tierra el lunes.

El alcalde, por el momento, no ha ordenado la evacuación de los residentes que viven en las zonas bajas, pero recomendó estar en alerta.

“El domingo anunciaremos si se cerrarán las escuelas el lunes”, anunció el mandatario, ayer en la noche.

El alcalde manifestó que estaban colaborando con ConEdison ante la eventualidad de posibles interrupciones al servicio de energía.

“Una gran preocupación, dado este tipo de tormenta, es la posibilidad de interrupciones prolongadas de energía. Pero esta es una tormenta grande e impredecible, así que prepárense para posibles apagones”, advirtió Bloomberg.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) también tiene planeado un posible cierre total de operaciones de los servicios de autobuses y del metro, en caso que los peores pronósticos sobre Sandy se cumplan.

Joe Lhota, director de la MTA dijo que hoy anunciará la decisión sobre la suspensión del servicio del transporte público.

“Si se toma la decisión de suspender el sistema del metro y autobuses será a partir de las 7:00 p.m. del domingo”, dijo Lhota.

Sin embargo, varias personas piensan que los preparativos de emergencia de la Ciudad ante la llegada de la tormenta son exagerados.

“Es una forma de levantar y fortalecer la economía. Eso fue lo que hicieron el año pasado con Irene y lo hacen para que la gente gaste dinero”, opinó Diego Posada.

Sandy ha dejado una estela de muerte y destrucción en Cuba, Haití y las Bahamas.

-Ver inf. relacionada en pág. 8.