Hispanos de NJ esperaron hasta último momento

PATERSON – El panorama era variado conforme uno iba recorriendo las calles de Nueva Jersey. Desde tempranas horas se sintieron fuertes vientos y algunas lluvias esporádicas, mientras la población esperaba ansiosa la llegada del huracán Sandy.

Cerca al mediodía se veía algunas aún personas caminando por la calle, otras en bicicleta y unos taxistas en servicio.

Jorge Sifuentes, un taxista peruano, dijo que había estado muy solicitado durante el día. “Hay mucho viento, pero la gente todavía está afuera”, señaló indicando que continuaría brindando su servicio “hasta cuando se pueda”.

Los negocios permanecían –en su mayoría- cerrados por el área. En los escasos que continuaban abiertos, se observaba gente haciendo sus compras de último momento, como el CTown de la calle Market.

“No lo creía hasta ahora, y ya hice algunas compritas”, decía una mujer mientras ingresaba al edificio Murray Towers de la avenida 20, cerca a la avenida Madison.

Un ciclista cruzaba esa amplia arteria. El viento seguía soplando con fuerza.

En la ruta 80 Este se observaban patrulleros policiales junto a vehículos estacionados, cerca a Teaneck, con letreros luminosos recordando que el estado de emergencia estaba en efecto.