Exhortan al gobierno a recibir ayuda

Por lo regular Cuba rechaza colaboraciones que amigos y gobiernos envían por desastres

Exhortan al gobierno a  recibir ayuda
Un soldado remueve los árboles caídos en un barrio de La Habana tras el paso del huracán.
Foto: Franklin Reyes / ap

La Habana/EFE – La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) exhortó al gobierno de Raúl Castro a que acepte ayuda humanitaria internacional para los damnificados por el huracán Sandy, que la semana pasada causó estragos y cuantiosos daños en la zona oriental de la isla.

En un comunicado, el grupo que dirige el activista Elizardo Sánchez pide que, ante el “desastre y la tragedia humana” ocasionados por Sandy, el ejecutivo considere “de manera urgente” la posibilidad de facilitar durante un año la entrada libre de impuestos de medicinas, alimentos y otros recursos enviados por particulares, gobiernos y organizaciones no gubernamentales.

También llama a solicitar la mayor ayuda posible a la Cruz Roja Internacional y a las Organizaciones Mundial y Panamericana de Salud “ante el peligro de que estallen brotes epidémicos de cólera, dengue y otras enfermedades contagiosas”.

La CCDHRN sugiere además que el gobierno de la isla debería conceder “toda clase de facilidades” a instituciones religiosas para que reciban y redistribuyan toda la asistencia humanitaria destinada a los damnificados por el huracán.

Al igual que la CCDHRN, otros disidentes y críticos en Cuba han realizado en los últimos días llamamientos similares.

“El gobierno debe llamar a la asistencia humanitaria mundial sin exclusiones, y abandonar el rechazo impuesto por Fidel Castro con motivo de desastres naturales precedentes” según apuntó en un reciente escrito remitido a medios extranjeros la periodista independiente Miriam Leiva, esposa del expreso político Óscar Espinosa.

El huracán Sandy, azotó el pasado jueves la zona oriental de Cuba, donde dejó once muertos y un paisaje de devastación con decenas de miles de casas derrumbadas parcial o totalmente, severos daños en el fluido eléctrico y líneas telefónicas e importantes daños en los cultivos de la zona, entre otros efectos.

El presidente Raúl Castro se encuentra desde el domingo en Santiago de Cuba, la provincia más afectada por el huracán, donde realiza un recorrido por centros económicos y sociales que resultaron dañados.

Seis días después del paso de Sandy, el gobierno de Cuba no ha ofrecido aún una estimación económica global de los daños causados por este huracán y solo han trascendido en los medios oficiales algunos datos puntuales referidos a provincias o localidades concretas.