¿Y ahora qué?

Manhattan – Tras el paso del huracán Sandy los neoyorquinos se enfrentan ahora a la reconstrucción y recuperación tanto de la ciudad como de sus bienes personales.

La ciudad comenzó evaluar los daños para enviar la información a FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias), aplicando para la ayuda federal por desastre. El presidente Barack Obama ya declaró Nueva York, New Jersey y otros estados como zona de desastre, primer paso para recibir los fondos de ayuda.

Los residentes y negocios afectados podrán ahora aminorar sus pérdidas, además de las compensaciones de sus seguros personales para su negocio, vivienda y/o su auto.

El gobierno pagará por viviendas temporales, inicialmente por 3 meses, para aquellos propietarios que no puedan volver a sus hogares y un mes para los inquilinos. Asimismo cubrirá financiación para reparaciones y remplazo de lo que no cubra su seguro, ayuda del desempleo hasta por 26 meses para aquellos que pierdan sus trabajos debido al desastre pero que no califican para las ayudas estatales como por ejemplo aquellos autoempleados. Otro aspecto será la provisión de préstamos a bajo interés hasta $200,000 para la vivienda, $40,000 por propiedad personal, medio millón para los agricultores y para los pequeños negocios hasta $2 millones. Otras ayudan incluyen terapia, ayuda en la preparación de impuestos y asistencia legal.

Recuerde que todo aquello que este dañado y usted se deshaga de ello no se lo rembolsarán. Se recomienda tomar fotos de los daños.

No demore la presentación de sus solicitud e inicie paralelamente la de sus seguros personales y el proceso federal registrándose en internet en http://www.DisasterAssistance.gov o llamando al 1-800-621 3362 de lunes a sábado desde las 7:00 am hasta las 10:00 pm.