Ardua jornada para despachador de taxis ‘livery’

Ardua jornada para despachador de taxis ‘livery’
Damián Durán, despachador de la base 'New Family', no ha parado de trabajar durante estos días.
Foto: Gerardo Romo / EDLP

NUEVA YORK – A falta de transportación pública, miles de neoyorquinos han recurrido el servicio de taxis a fin de movilizarse.

Damián Durán, de 33 años, ayer no paró de trabajar desde las 7 a.m., contestando llamadas y dando indicaciones de cómo llegar a los taxistas a sus destinos.

En sus siete años trabajando como despachador en la compañía ‘New Family’, ubicada en Amsterdam y la calle 94, Durán dijo que nunca había pasado un día de tantas llamadas.

“Son cientos los pedidos que tenemos que atender y el tráfico está terrible”, afirmó, haciendo una pequeña pausa en sus labores.

El despachador de origen dominicano hablaba rápidamente. No se confundía y pasaba del inglés al español sin problemas, manejando datos y direcciones que mandaba a través del micrófono que lo comunica con el mundo externo, con cada taxi de la compañía que recorre la ciudad.

A pesar del día, que no duda de calificar como histórico y sumamente intenso en su trabajo, no perdió el control. “Para atender siempre bien a nuestros clientes, tenemos que tener mucha psicología, respeto y paciencia, tanto con los ‘costumers’ como con los taxistas”, señaló sonriendo y de inmediato volvió a contestar llamadas.

“Nos llaman preguntando por carros, que si estamos trabajando, preguntando precios, que cuántos carros tenemos”, detalló Durán.

“Por otro lado, a los taxistas les está costando manejar por la gran congestión en las calles. Yo recomendaría que no salgan hoy si pueden, el tráfico está tremendo “, finalizó Durán.