Decretan estado de emergencia en Haití

La Habana/Notimex – El gobierno de Haití decretó ayer el estado de emergencia en Haití ante los estragos que causó el paso del huracán Sandy, que dejó al menos 54 muertos, 19 heridos, más de una decena de desaparecidos y miles de casas destruidas.

En un comunicado, el ministerio de Comunicaciones precisó que el presidente, Michel Joseph Martelly, y el primer ministro Lee Lamothe, decidieron declarar el estado de emergencia en todo el territorio nacional, dadas la gravedad de los daños que dejó Sandy.

El estado de emergencia será aplicado durante un período de un mes, a partir de la publicación del decreto, fechado el 30 de Octubre de 2012, e involucra a todos los ministro del gobierno, según un reporte del sitio Haití Press Network

Pese ha que el huracán en su camino a la costa este de Estados Unidos golpeó también Jamaica, Cuba y las Bahamas, Haití fue la nación más afectado, debido a la crisis en que vive sumergido desde el terremoto de enero de 2010, que devastó prácticamente al país.

Los más de tres días de intensas lluvias y vientos de Sandy destruyeron uno de los campamento de refugiados de víctimas del terremoto, donde aún viven unas 370 mil personas, dejando a más de 18 mil familias sin un lugar para vivir.

Las severas inundaciones que el huracán dejo en amplias zonas del oeste y sur de Haití aumenta de manera considerable las posibilidades de una epidemia de cólera, que desde octubre de 2010 ha afectado a más de 600 mil personas y la muerte de unas siete mil 500.

Ante el riesgo de un brote de cólera, por el reporte de unos 200 hospitalizados y al menos 20 muertos registrados en los últimos días, el Departamento de Sanidad llamó a la población a respetar las normas de higiene y reportar a las autoridades todos los nuevos casos.

La magnitud de los daños causados por el paso de Sandy en Haití obligaron a las autoridades hacer un llamado a la comunidad internacional para el envío de ayuda humanitaria, alimentos y agua embotellada para aliviar las necesidades de las víctimas.Uno de los primeros países en responder al llamado fue Venezuela, que anunció el envío de 240 toneladas de alimentos no perecederos.