Las leyendas más aterradoras de Latinoamérica

Cuentos de espantos y aparecidos son parte de la cultural de nuestros países

Las leyendas más aterradoras de Latinoamérica
El cadejo y La llorona, dos de los espantos más conocidos entre los latinos.
Foto: archivo
Guia de Regalos

Nueva York – A pesar de que muchas celebraciones de Halloween se cancelaron debido al huracán, para la comunidad latina el temor a los espantos y desaparecidos no son asunto de un solo día. Las tradiciones que celebran fenómenos del más allá son parte de nuestra identidad, y no se recuerdan solamente con un desfile.

Cuando éramos pequeños, muchos pasábamos noches en vela aterrorizados, ya que creíamos que al más mínimo descuido, una de esas almas en pena de las que hablaban nuestros abuelos aparecería en medio de la oscuridad.

La llorona, la pata sola y el sacerdote sin cabeza, son algunos de los nombres más temidos por nuestras poblaciones, y reales o no, seguiremos escuchando de ellos por muchos años más.

Es por ello que hemos decidido traerles un listado con los espantos más aterradores de nuestra Latinoamérica, para ayudarles a cerrar con broche de oro este tiempo de Halloween:

La Llorona: es la historia más popular. Es el espectro de una mujer quien según cuenta la leyenda, ahogó a sus hijos y luego se suicidó. Como castigo por su acto está destinada a vagar por las noches siguiendo el curso de los ríos y aullando: ¡ay, mis hijos…!

El Cadejo: es una bestia del tamaño de un perro con ojos rojos que persigue a los viajeros. Según la leyenda, existe un cadejo blanco y uno negro, el blanco defiende a las personas de buena moral del cadejo negro, pero si la persona en cuestión es mala, el cadejo negro la atacará.

El Sacerdote sin cabeza: es el fantasma de un sacerdote o fraile sin cabeza que deambula por las calles o lugares religiosos. La historia nos dice que el sacerdote fue decapitado como castigo por su comportamiento inmoral.

La Tulivieja: es el espanto de una mujer que tiene pelos largos en la cara, en vez de manos tiene garras, cuerpo de gato y patas de caballo. La Tulivieja era una mujer muy hermosa quien tuvo un hijo fuera del matrimonio al cual ahogó, y como castigo fue convertida en el monstruo que es ahora.

La Madre Monte: es una señora corpulenta, elegante y cubierta de plantas. Es la guardiana de los bosques. Persigue y castiga a quienes lastiman a la naturaleza, a muchos les borra su camino para que se pierdan.