Paciente del hospital NYU narra su odisea

Unos 215 pacientes fueron trasladados a otros centros médicos del área de El Bronx

Nueva York – Una madre con su bebé de dos meses de nacido en la unidad de cuidados intensivos del hospital NYU, relató la odisea que vivió cuando tuvo que bajar caminando nueve pisos por la escalera para ser trasladados a otro hospital debido a los daños causados por el huracán Sandy.

“Alrededor de las 8 p.m., se apagaron los generadores y nos avisaron que nos preparáramos para salir del hospital”, dijo Joan Tremblay Sheperd, madre del pequeño Jackson, quien nació prematuro. Según Tremblay-Sheperd, una enfermera llamada “Sandy”, que trabaja en el hospital NYU le ayudaba con el hijo. Ayer se encontraban en el hospital Montefiore en El Bronx.

Un día después de la súper tormenta Sandy, muchos de los hospitales continúan con su trabajo de atender a los pacientes, mientras que otros siguen cerrados por los daños causados.

La falla más grande durante el huracán fue en el hospital New York University Langone en el bajo Manhattan donde falló un generador y más de 215 pacientes tuvieron que ser trasladados a otros centros médicos del área y El Bronx.

Al Memorial Sloan Kettering llegaron 19 pacientes adultos del NYU y allí continúan, según Caitlin Hool, vocera del hospital, quien no pudo dar más detalles de los ingresados por la ley de privacidad.

Zahava Cohen, administradora de la unidad de cuidado intensivo neonatal del hospital Montefiore en El Bronx, indicó ayer que seis bebés habían sido trasladados desde el hospital NYU, y que los niños continuaban en el hospital.

Al mismo hospital llegaron otros cinco recién nacidos desde el hospital New York Downtown, en el bajo Manhattan. Además, otros 10 pacientes fueron trasladados porque tenían miedo de quedarse en el hospital de Manhattan, Susan Green-Lorenzen, vice presidente de operaciones en Montefiore.

Al centro médico Mount Sinai llegaron 64 pacientes evacuados del hospital NYU Langone.

Lorinda Klein, vocera del NYU indicó que tuvieron que bajar pacientes desde el 17 piso. Y que el problema no fue sólo la luz, sino que no tenían líneas de teléfono ni correos electrónicos.

Por otro lado, los centros médicos Coney Island y Bellevue se sumaron a los hospitales cerrados por falta de electricidad en Nueva York. Más de 500 pacientes del hospital público Bellevue, ubicado cerca del East River, fue evacuado totalmente tras un fallo en uno de los generadores que suministraba electricidad durante la tormenta “Sandy” que dejó sin luz el sur de Manhattan.

Hasta el momento no se había reportado ninguna muerte debido al traslado de pacientes, ni de los que fueron evacuados a pesar de su condición crítica en que fueron trasladados.