Latinos celebran en San Francisco

Latinos celebran en San Francisco
El cerrador de origen mexicano, Sergio Romo, con una camiseta en la que se podía leer: "Luzco como un ilegal".
Foto: ap

SAN FRANCISCO – El ambiente no podía ser mejor para los actuales campeones del beisbol de las Grandes Ligas. La ciudad vestida de naranja y negro los esperaba. Uno a uno los jugadores se bajaron de los autobuses y se subieron a los autos descapotados que se encontraban ordenados de manera alfabética para llevarlos a la alcaldía de la ciudad.

Los fanáticos no paraban de gritar. El frío que cubría San Francisco y una pequeña llovizna nunca les bajó el ánimo. Seguían cantando y gritando apostados a los lados de las calles esperando ver a sus ídolos.

“Esto es lo menos que podíamos hacer por nuestros fanáticos, pues son gran parte de nuestro triunfo y aquí estamos celebrando con ellos”, afirmó el boricua Ángel Pagán. Antes de que diera inicio la caravana, el jardinero central de los Gigantes no dudó en acercarse al público para firmar autógrafos y varios de los peloteros latinos hicieron lo mismo.

Los Gigantes latinos estaban felices y querían compartirlo con su público, pues coinciden que ellos son parte importante del éxito de esta temporada.

El lanzador Javier López le dedicó el triunfo a sus seguidores y contemplando la multitud que se acercaba para observar el desfile aseguró, “esto es un sueño hecho realidad que nunca voy a olvidar”.

Y es que estos jugadores tienen mucho por qué celebrar. No todos los peloteros llegan a ser campeones mundiales y muchos de ellos ni siquiera son seleccionados para las Grandes Ligas.

“Cuando tienes un sueño luchas por él y todos los días te levantas con esa ilusión”, dijo Marco Scutaro, el jugador más valioso de la liga nacional durante los playoffs. “Mucha gente me conoce ahora porque me ve jugar en televisión, pero detrás de todo esto hay muchos años de sacrificio”, agregó el venezolano quien también le agradece a su familia por el apoyo que siempre le han brindado desde el inicio de su carrera.

Para Pablo Sandoval, ganador del título de jugador más valioso de la Serie Mundial, el título obtenido es para los latinos. “Quiero que lo disfruten y lo lleven en el corazón. Este es el segundo, pero pueden venir más”.