Indagarán tiroteo contra migrantes guatemaltecos

"Lo único que discutimos aquí es una revisión general del incidente", dijo Guerra acerca de su reunión con los investigadores. "Ellos presentaron hechos preliminares y nosotros estamos dando nueva dirección a algunos aspectos de las investigaciones".

MCALLEN, Texas/AP – Un jurado investigador considerará el caso de dos inmigrantes guatemaltecos que murieron cuando un policía estatal de Texas disparó desde un helicóptero contra la camioneta en la que viajaban y en la que algunas autoridades sospecharon que se transportaban drogas, dijo un fiscal del sur de Texas.

El fiscal de distrito del condado de Hidalgo, René Guerra, dijo después de una reunión con los encargados de las pesquisas que el caso “se llevará ante un jurado investigador; no hay duda de ello”.

El 25 de octubre, un helicóptero del Departamento de Seguridad Pública de Texas se unió a inspectores de caza del estado cerca de La Joya para perseguir por el desierto lo que creían era una camioneta llena de drogas, la cual recorría una carretera vecinal. En lugar de ello, la lona colocada sobre el compartimiento de carga del vehículo ocultaba a seis pasajeros, entre los que figuraban los dos guatemaltecos que murieron.

Un agente a bordo del helicóptero abrió fuego, en un intento aparente por frenar la marcha de la camioneta. Más tarde, se descubrió que un total de nueve personas viajaban en el vehículo.

Guerra dijo que el único cargo que se presentará con certeza es uno por evasión de arresto, contra el joven de 14 años que conducía el vehículo. El chico fue detenido y después entregado a su abuela, añadió el funcionario.

Sobre si habrá cargos contra el agente que disparó, Guerra dijo, “eso ni siquiera se está considerando ahora”.

Aunque el fiscal de distrito puede guiar a un jurado investigador en sus esfuerzos, este último puede seguir el curso que considere conveniente en la pesquisa.

Alba Cáceres, cónsul de Guatemala en McAllen, dijo el jueves que, después de entrevistar a los siete inmigrantes sobrevivientes, determinó que todos coinciden en que el helicóptero se encontraba a una distancia de entre 450 y 600 pies cuando se hicieron los disparos. La cónsul considera que quienes iban a bordo de la aeronave debieron tener la capacidad de ver que la camioneta transportaba a personas en el espacio de carga.