Prioridad: salir a votar

Con Nueva York y Nueva Jersey aún en recuperación tras el devastador paso del huracán Sandy, muchos en esta zona podrían dudar de ir a votar. Pero llegar al centro de votación debe ser la principal prioridad de los hispanos hoy.

Hay demasiado en riesgo para que nuestra comunidad se quede sentada en la banca: el derecho de todos a tener un sistema de salud inclusivo y accesible; de los jóvenes Dreamers a vivir fuera de las sombras; de los estudiantes a acceder a la ayuda financiera universitaria; de las parejas gay a ser tratadas con igualdad; de las mujeres a decidir cuándo ser madres; y de nuestras tropas a mantenerse fuera de guerras innecesarias.

Tanto republicanos como demócratas estarán analizando el voto latino después de esta elección. La atención que recibamos de quienes hacen campaña y diseñan políticas públicas dependerá en gran parte de cuan fuerte nos hagamos escuchar. Por eso, sin importar el estado donde esté, o de si es demócrata o republicano, hoy es crítico enviar el mensaje de que los hispanos SI votamos.

De ahí que grupos de defensa de hispanos hayan trabajado arduamente este año educando a la comunidad sobre la necesidad de nacionalizarse, inscribirse en el registro electoral, y salir a votar. Con todo, las mejores proyecciones indican que solo 12 millones de los 21 millones de hispanos elegibles para votar lo harán.

Nuestra ausencia sería el mejor regalo para grupos de derecha que nos ven como una amenaza en sus agendas políticas. Ellos apuestan a nuestra abstención, y en algunos estados incluso han ingeniado leyes y medidas para obstruir nuestro sufragio.

Así que hoy vota para demostrar la fuerza de nuestra comunidad y llama a tus familiares en todo el país para que hagan lo mismo. Vota para dar ejemplo a los niños. Vota por los antepasados que lucharon con uñas y dientes para que los hispanos tengamos acceso a las urnas. Vota por los que no pueden, debido a su estatus migratorio. Y vota por los hijos e hijas cuyo futuro se verá afectado por esta elección.