A escaparse con un Ford Escape

A escaparse con un Ford Escape
El nuevo Ford Escape 2013 es una de las mejores opciones en el mercado para enfrentar el inclemente invierno.
Foto: Fotos Ford

Nueva York – El Escape del 2013 tiene algún linaje internacional, ya que está basado en el Ford Kuga (reemplazó al Ford Maverick) un SUV compacto europeo que comparte su plataforma con el Ford Focus. El nuevo Escape tiene una distancia entre ejes de 2.8 pulgadas de largo y es de 1.3 pulgadas más ancho que su antecesor.

La nueva Escape 2013, con transmisión de 6 velocidades, motor 2.5l, select shift, 168 caballos de fuerza y 170 libras de torque, que complementan su diseño renovado, ofrece una mejora en la calidad del manejo e incremento en la economía de combustible. Primera vez que se utiliza la tecnología microcelular ‘MuCell’ en el proceso de inyección de moldes para el panel de instrumentos, reduciendo el peso y contribuyendo a la economía de combustible. Esta tecnología inyecta burbujas microscópicas para reducir el peso sin sacrificar la integridad dimensional. Los conductores que desean una aceleración más rápida puede optar por el motor turbo de 240-caballos y cuatro cilindros, que reemplaza al V6 del modelo anterior.

Las tecnologías que Ford ha implementado en la nueva Escape son líderes en su clase con sistemas como MyFord Touch y MyKey, las cuales promueven un manejo seguro y cómodo, así como también Control de Curvas integrado. MyFord Touch es una tecnología exclusiva de Ford que se encarga de ofrecer comodidades tecnológicas dentro del vehículo como compatibilidad con el teléfono, apoyo a Tablet PCs y audio-libros, además de mapas de navegación y sistema de reconocimiento de voz, entre otros.

El Ford Escape viene en cuatro niveles de acabado: S, SE, SEL y Titanium.

El S viene con rines de acero de 17 pulgadas, un sistema integrado de espejo en punto ciego, los controles MyKey, accesorios de potencia, control de crucero, aire acondicionado, volante inclinable y telescópico y un sistema de sonido de seis bocinas con un CD reproductor y conector auxiliar de audio.

La SE trae un motor turbo, faros antiniebla, llantas de aleación de 17pulgadas, faros automáticos, teclado de entrada sin llave, una pantalla multifunción de cuatro pulgadas, el sistema Sync, asientos traseros reclinables, radio por satélite y en el volante los controles de audio.

La opción para el SE incluyen llantas de 18 pulgadas, sunroof eléctrico, una puerta trasera eléctrica, doble zona de control de clima automático y un sistema de navegación.

Las opciones para el SEL incluyen un sistema de gestión de carga, barras de techo, puerta trasera eléctrica, un paquete Technology, entrada sin llave de encendido, arranque a control remoto, y un sistema de audio Sony con 10 bocinas y HD Radio. Además un paquete Technology con asistencia de estacionamiento automatizado, sensores delanteros y traseros de estacionamiento, cámara de vista trasera con monitor de punto ciego, un sunroof panorámico y el sistema de navegación.

El Modelo Titanium añade un motor más potente, llantas de 19 pulgadas, arranque remoto, sin llave de encendido y entrada, iluminación ambiental, tapicería de cuero mejorada y el sistema de audio Sony.

Con la misma plataforma que el Ford Focus, la Escape del 2013 se agarra bien en las curvas. La dirección no tiene la misma sensación que el Focus, pero el balanceo se controla bastante bien. Las cosas mejoran aún más en el modelo Titanium, ya que el agarre de alto rendimiento de los neumáticos de 19 pulgadas, permite entran a las curvas más agresivamente.

El Ford Escape es otro fuerte competidor en el mercado. Su precio, con todos los accesorios, está un poco por arriba, pero Ford está tratando de globalizar sus productos y darles confianza y seguridad a sus compradores, con un SUV que tiene buena calidad, y sin problemas en su reventa. Un buena compra.