5 condenas judiciales fuera de lo común en EE.UU. (videos)

Hay quienes sentencian a exhibir carteles confesando los delitos y otros que reclaman acciones como recortes
5 condenas judiciales fuera de lo común en EE.UU. (videos)
Shena Hardin cumpliendo hoy su castigo.
Foto: AP / Tony Dejak

Los jueces de los Estados Unidos están aplicando cada vez más su creatividad a la hora de penalizar a los delincuentes. A continuación, varios ejemplos que así lo evidencian:

Shena Hardin fue captada en video al volante de un auto mientras rebasaba por la acera a un autobús escolar del que bajaban niños. Hoy cumplió la primera parte de un castigo en Cleveland sosteniendo un cartel en la calle en que se lee: “Sólo un idiota conduce sobre la acera para rebasar a un autobús escolar”.

Mañana miércoles tendrá que hacer lo mismo durante una hora.

Video evidencia el delito

En Utah, la madre de una niña de 13 años le cortó la cola de caballo a su propia hija luego que la menor y otra chica usaran unas tijeras para cortarle el cabello a un menor de tres años que apenas habían conocido en un restaurante McDonald’s.

La adolescente fue llevada a la corte en mayo. Entonces, el juez ordenó que su madre le cortara la cola de caballo en pleno tribunal a fin de reducir la sentencia de servicio comunitario de la adolescente.

La madre presentó después una queja formal, alegando que el juez la intimidó a cumplir la pena de “ojo por ojo”.

Daniel y Eloise Mireles fueron condenados por robar más de $265,000 de los fondos para las víctimas de delitos en el condado de Harris, Texas.

Además de la restitución monetaria y pasar tiempo tras las rejas, la pareja de Houston fue condenada en julio de 2010 a pararse frente a un centro comercial local por cinco horas cada fin de semana durante seis años con un cartel que diga: “Soy un ladrón”.

También se colocó un letrero fuera de la casa de los Mireles que dice que ambos fueron ladrones convictos.

Las residentes de Pensilvania Evelyn Border y su hija de 35 años, Tina Griekspoor, fueron sorprendidas robándole una tarjeta de regalo a una niña dentro de una tienda Wal-Mart.

En noviembre de 2009, el fiscal del condado de Bedford dijo que recomendaría una sentencia de libertad condicional en lugar de pedir que fueran a la cárcel debido a que las mujeres accedieron a pararse frente al tribunal durante más de cuatro horas sosteniendo carteles que decían: “¡Le robé a una niña de 9 años en su cumpleaños! ¡No robe o esto le podría suceder a usted!”

Un hombre y una mujer que fueron descubiertos al haber destrozado una imagen del niño Jesús en un nacimiento al aire libre de una iglesia católica recibieron la orden de un juez de Ohio de marchar por la ciudad con un burro para pedir disculpas públicas.

Jessica Lange y Brian Patrick admitieron haber desfigurado la imagen en la iglesia de San Antonio durante la Nochebuena de 2003. Ellos llevaron el burro “prestado por un zoológico de mascotas” por las calles de Fairport Harbor con un cartel que decía: “Perdón por la burrada”.

Después de una caminata de 30 minutos, la pareja fue llevada a cumplir penas de 45 días que incluyeron recibir tratamiento por drogas y alcohol. También se le ordenó reemplazar la imagen.