Condena máxima para ladrón en serie

NUEVA YORK – El hispano Luis Torres recibió ayer una condena de 20 años en la cárcel a cadena perpetua, después que un jurado lo declarara culpable de tres cargos de robo en segundo grado a viviendas en Manhattan.

Con el cabello entrenzado, una chaqueta gris y esposado, Torres, de 51 años, salió a enfrentar al juez. Antes de sentarse, el preso saludó a su esposa que sollozaba en la sala judicial.

Según la acusación, los tres robos realizados por Torres ocurrieron durante los días 27 de septiembre, 21 de octubre y 12 de noviembre, todos en 2011. El acusado robaba joyas, cosas personales y electrónicos.

El error de Torres fue cuando dejó una toalla con la que se había limpiado el sudor en uno de los apartamentos robados. El ADN encontrado en la toalla ayudó a que un jurado entregara el veredicto de culpabilidad en menos de dos horas el 4 de octubre de 2012.

Antes de la sentencia, el juez Charles Solomon le dio la oportunidad a Torres de decir algo en su defense.

“Quiero agradecer a mi esposa”, se limitó a decir el sentenciado.