Cuestionan a Julio Iglesias sobre contradicciones

BROOKLYN – El joven acusado de tres asesinatos pandilleros fue confrontado ayer por la fiscalía en el contrainterrogatorio de su testimonio.

Julio Iglesias, 21 años, es acusado de disparar el 23 marzo 2010 contra Gavin Torres. Tras su arresto confesó a un compañero de celda ese crimen y que había matado a otros dos (Carlos Flores de la Rosa y a Ignacio Méndez García) el 28 septiembre. Tanto por escrito como en video, Iglesias admitió los crímenes, pero los negó en el juicio durante el interrogatorio de su abogado Benjamín Pérez.

En su contrainterrogatorio de ayer, la fiscal Janette Gleeson sacó a relucir estas contradicciones. ¿Usted mintió a la policía y a la fiscalía cuando dijo que había cometido los crímenes?. Sí, respondió Iglesias.

Asimismo confrontó sus acusaciones de maltrato y amenazas policiales porque nunca antes las denunció a pesar de haberle preguntado en presencia de su abogado. Sobre sus solicitudes de abogado la primera al entrar en el precinto al sargento de guardia, que identificó como un hombre blanco, la fiscal llamó a declarar al sargento Louisant, de raza negra y de guardia ese día, quien lo negó. También cuestionó a Iglesias por qué no pidió un abogado cuando la fiscal le preguntó, como muestra el video.