La belleza interior, ¿realmente es tan importante como dicen?

El concepto de belleza interior es tan subjetivo como profundo. Por un lado, la sociedad moderna ha…
La belleza interior, ¿realmente es tan importante como dicen?
Foto: Wikimedia Commons / MarcusUbal

El concepto de belleza interior es tan subjetivo como profundo. Por un lado, la sociedad moderna ha pretendido imponer diferentes patrones de belleza a las niñas, adolescentes y mujeres en general los cuales han creado distorsión en lugar de orden; de aquí se originan problemas como la anorexia, depresión, baja autoestima y muchos otros. Por otra parte el concepto de belleza interna ha cobrado fuerza ante los embates de la publicidad y los falsos conceptos, pero ¿de qué habla esta idea?

La belleza interna es el conjunto de valores tales como la nobleza, calma, bondad, compasión, apreciación de la naturaleza, entre otros. En contraste a lo que los medios y televisión enfatizan (cuerpos y rostros “perfectos” a costa de lo que sea), todas estas cualidades emocionales y espirituales las puede poseer una persona sin importar cómo luzca por fuera; en este contexto, el que una mujer sea gordita, delgada, alta, baja de estatura y de cualquier color de piel es totalmente irrelevante. De aquí la famosa frase: “el interior es lo que cuenta”; y mientras millones de mujeres se torturan por esos cinco o seis kilos de sobrepeso que tienen (o los que sean), en todo Internet se difunden historias de personas discapacitadas físicamente, quienes por una u otra razón carecen de brazos o piernas y sin embargo siempre tienen una sonrisa en el rostro. ¿De dónde obtienen su fuerza? ¿Cómo puede cultivarse esa belleza interna?

Es aquí donde entra el concepto en acción. No importa cuál sea el estado físico o edad de la persona, el trabajar para mejorar día a día como persona rinde grandes beneficios. He aquí algunas ideas prácticas:

Cultivar el hábito de la lectura: autores como Deepak Chopra, Wayne W. Dyer y Louise Hay han escrito decenas de libros de auto-ayuda, los cuales lejos de ser sólo de ‘tips’ son verdaderos estudios de inteligencia emocional, ayudando al lector a utilizar su mente y espíritu para superar cualquier obstáculo; en el proceso, tus mejores cualidades florecerán, ¡por supuesto!

Meditación y ejercicio siempre ayudan: tal como dice el dicho “salud es belleza”; y cuidar de tu físico y salud de la mejor manera también te ayudará a sentirte mejor. Una mente sin estrés piensa mucho más claramente, concentrándose en soluciones y no en problemas. Además de realizar ejercicio regularmente, practicar meditación 10 minutos al día te convertirá en una persona más centrada y positiva.

Colabora con una buena causa: esta es una gran manera de retribuir a la sociedad algo de lo que la vida te ha regalado, ayudándote a desarrollar tu amor por los demás. Si amas a los animales por ejemplo existen miles de casas de adopción y refugios esperando ser apoyados; de la misma forma, colaborar con campañas de prevención de cáncer del seno, ayudar a la casa hogar más cercana o apoyar una cruzada en la red a favor de la protección infantil son sólo algunas de las ideas que puedes llevar a la práctica.

La belleza interior es un tesoro invaluable; no importa lo que suceda afuera, toda la fuerza viene de adentro. ¡Date la oportunidad de crear una mejor realidad de la que vives ahora!