Jóvenes aprenden a ‘dar y compartir’ con los necesitados

NUEVA YORK — Los estudiantes de la escuela PS/MS 279, localizada en uno de los distritos más pobres de El Bronx, convirtieron la cafetería de su centro escolar en un comedor público donde sirvieron deliciosos platos con motivo del Día de Acción de Gracias a más de 150 personas en necesidad.

Erica Acosta, portavoz del programa para después de la escuela del Committee for Hispanic Children and Families, explicó que con el evento los estudiantes buscan servir a su comunidad, y son ellos los que se encargan de preparar el menú, colectar los alimentos donados, y de decorar la cafetería e invitar a los comensales, en su mayoría ancianos de los centros de personas mayores del área.

El evento comenzó en 2005 como un proyecto de servicio comunitario para estudiantes del programa de la escuela intermedia, y la meta fue brindar una comida especial a los ancianos y desamparados del área de la PS/MS 279, donde según el Departamento de Planificación de la ciudad más del 40% de los residentes reciben algún tipo de asistencia pública.

Ariany Beco, de 13 años, quien cursa el octavo grado en la 279, dijo que con el evento aprendió que hay que donar y compartir con las personas que no tienen suficientes recursos para celebrar las festividades.

“Y darle las gracias a Dios porque pudimos reunir mucha comida para darle a la gente”, dijo Beco.

Ruby Ventura, de 13 años y estudiante de séptimo grado, también aprendió a compartir con los más necesitados.

“Nosotros preparamos volantes de invitación para que la gente viniera a la cena de Acción de Gracias y esperamos a unas 200 personas”, dijo Ventura.

Helena Yordan, coordinadora del programa para después de la escuela, dijo que aunque el programa está enfocado en enseñar ciencias a los niños y destrezas en el desarrollo de liderazgo, “con el evento buscamos que las relaciones entre los alumnos y la comunidad se fortalezcan”.

“Queremos que los niños conozcan la importancia de dar y compartir, y más en esta época de festividades”, dijo Yordan.

Además de la cena de Thanksgiving, el evento incluyó música con DJ y baile. Los participantes del programa para después de la escuela contaron con la asistencia de estudiantes que participaron en los programas de Prevención de Embarazos en Adolescente y de Prevención de Deserción Escolar en la escuela secundaria de El Bronx Grace Dodge Career & Technical.